Fortaleza Enana

Un lugar para hablar de juegos muy especiales

Dwarf Fortress: ¿qué es?

Posted by agustibarrio en 10/03/2012

Dwarf Fortress es un juego muy difícil de clasificar ya que a priori parece un Sim pero no lo es en absoluto y sería rebajarlo de categoría. La premisa del DF es la siguiente. El juego es en sí mismo un generador de mundos mitológicos, al estilo del que podemos encontrar en “El Señor de los Anillos“, con goblins, enanos, kobolds, elfos, humanos y un largo etcétera. En este mundo también tienen cabida una gran varidad de animales que habitan la fauna local, algunos hostiles, otros destinados a ser mascotas o a tener un papel puramente pasivo. El juego coge todas esas razas, animales y seres mitológicos y los junta, los “menea” y los lanza sobre un mundo que puede generarse aleatoriamente o bien sobre el cual se pueden determinar algunas características concretas para hacerlo más a nuestro gusto. La idea es que el motor del juego genera los mares, los lagos, montañas, ríos, torres de Nigromantes, poblados, villas, fortalezas, etc y una vez creado el jugador decide cuánto tiempo quiere hacer correr la Historia de este mundo antes de ponerse a jugar en él. Durante ese tiempo la faz del mundo generado va cambiando a medida que éste va pasando por diversas Edades (Edad de la Mitología, Edad Heroica, Edad Dorada, y unas cuantas más) y a medida que las diferentes civilizaciones y razas crecen, compiten y luchan entre ellas. El jugador puede detener el tiempo en cualquier momento, instante en el cual se le presentará el mapa tal como está y podrá empezar la partida.

El menú de juego del DF

Lo bueno del DF es que este mundo generado ha ido creando miles de eventos. Ha reproducido y hecho crecer las poblaciones, enfrentado a reinos, civilizaciones y razas y todo eso queda registrado con todo detalle por el juego. Es decir, que es posible rastrear la historia de cualquier personaje generado en ese mundo llegando a poder saber cosas como cuándo nació, dónde se asentó, si combatió o no y qué cargo ejerció, si se casó y tuvo hijos, si sufrió algún ataque especial o acontecimiento extraño (alguna transformación en vampiro u hombre lobo, por ejemplo) etc. La suma de estos eventos y circunstancias pueden provocar la caída de civilizaciones, razas o la destrucción de villas, pueblos y fortalezas, así como de reyes y grandes personajes, ya sean de la raza goblin como de la raza humana. En ese mundo han aparecido dragones, Titanes y otras megabestias que interaccionan con su entorno y van creando leyendas, mitos y eventos que quedan registrados sin perderse detalle por el motor del DF.

El juego, a partir de esa creación del mundo, te ofrece varias opciones:

  1. Jugar en la modalidad Aventura, donde eliges un personaje y juegas a un juego de rol (roguelike) en un mundo vivo y cambiante, repleto de detalles y muy vivo.
  2. Jugar en la modalidad Dwarf Fortress (Fortaleza Enana) donde debes conducir 7 enanos a un nuevo asentamiento de tu elección para hacer que construyan una fortaleza y sobrevivan.
  3. Modalidad Leyenda, que sólo puedes jugar cuando has abandonado alguna fortaleza (punto 2) y que te permite recorrer las leyendas generadas en el mundo que has abandonado y poder ver con detalle miles y miles de eventos, sucesos y aventuras varias. Como si fuera un libro mitológico al estilo “Simarillion”, de Tolkien.

DF lleva el nombre del punto 2), que es la modalidad más conocida y a la que más se juega, aunque la modalidad Aventura es muy gratificante, divertida y está sufriendo muchísimas mejoras con las últimas actualizaciones. Jugar el modo Aventura es realmente divertido a estas alturas y os lo recomiendo si sois de la vieja escuela y os gusta la recreación de detalles y la ambientación por encima de lo demás.

El punto 2), la Fortaleza Enana (de ahí el nombre del juego, Dwarf Fortress) es la modalidad de juego más conocida y seguramente la más divertida. Aquí es donde realmente el juego brilla como ninguno. En esta modalidad el jugador debe hacer sobrevivir a una pequeña comitiva de 7 enanos que quieren crear un nuevo asentamiento. En este nuevo lugar nuestros enanos deberán construir sus aposentos, garantizarse el ser autosuficientes y protegerse de las amenazas que les rodean. El juego entra en detalles tan alucinantes como el poder escoger qué tipo de prenda forjarse, desde calcetines a pequeños sacos de agua (cantimploras, vamos), botas, armaduras, todo tipo de armas, etc. Hay mucho tipo de prendas a escoger y el juego tiene en consideración cualquier parte del cuerpo de un enano, desde los ojos, las cejas y la nariz, hasta cualquiera de los 5 dedos del pie. Es decir, que en un combate un enano puede perder un dedo de la mano o del pie y quedará reflejado en el juego. Ya os podéis imaginar el resto. Se pueden construir camas, sillas, puertas y una interminable lista de objetos, muchos de los cuales no son algo puramente ornamental sino que tienen un papel importante.

El nivel de detalle permite recrear todos los elementos del cuerpo de un ser vivo.

No voy a entrar en mucho detalle porque no acabaría nunca. La idea es que estos enanos tienen que sobrevivir y les tenemos que construir un refugio. Hay que construir almacenes, un comedor, una granja (y un campo para pastar los animales), habitaciones personales, un hospital, un pozo, un depósito comercial para negociar con los mercaderes y un larguísimo etcétera. Durante ese tiempo llegarán inmigrantes que incrementarán la población interna de la fortaleza, permitiendo mejorar las condiciones pero también obligando a mantener un duro equilibrio. Habrá que construir más aposentos y crear una milicia que se entrene en un cuartel. Quizás haya que construir una ballesta o una catapulta para defenderse de los enemigos. También habrá que construir un cementerio y grabar la piedra con dibujos e imágenes para que los muertos no se enfaden. Si llegan muchos inmigrantes es posible que la paz se complique dentro de la fortaleza, así que se hará necesario nombrar un Sheriff y regular algunas actividades, meter en prisión a los enanos más traviesos y peligrosos…luego, si la fortaleza crece y va bien, aparecerán enanos con títulos nobiliarios que exigirán tener lo mejor de lo mejor en mobiliario, habitaciones y decoración de todo tipo, así como en tonterías (¡son ricos y nobles, así que piden chuminadas!). Habrá que fomentar la industria siderúrgia, crear armas, forjar hierro, cobre y muchas herramientas…la cosa se complica, hay mucho que hacer y a los peligros del exterior se le suman los peligros del interior, en forma de seres de las cavernas, como arañas gigantes, trogloditas, ratmen, demonios del Fuego, Megabestias y seres infernales de todo tipo, etc.

Esto es DF. Es un juego sin parangón, ni siquiera lo que habéis leído aquí arriba se aproxima ni de cerca a lo que el juego ofrece en posibilidades de forjar, construir o de hacer. Es un juego de dimensiones épicas. Son 10 años de programación, no estamos hablando de algo light. Para haceros también una idea, el juego permite entrar en detalles tan increibles como los pensamientos de los propios enanos (ver imagen siguiente)

Todo lo que le pasa por la cabeza a un enano es visible para nosotros y eso nos permite saber muchos detalles.

El poder leer los pensamientos de un enano nos permite saber si está contento o no, qué le ha provocado más malestar recientemente y qué mayor placer, etc. También los enanos sienten, se enamoran y se encariñan, así que las relaciones forman parte del día a día y pueden dar lugar al nacimiento de criaturas enanas. El amor es importante, así como el estado de ánimo. Un enano enfadado, triste, amargado o profundamente melancólico por algún suceso trágico puede ser un peligro andante que ponga a toda la fortaleza al borde de su caída. Un enano enfadado puede provocar una reacción en cadena imprevisible y de repercusiones demoledoras. Estos aspectos son tan geniales que DF se convierte en un juego que va más allá de cualquier cosa que hayamos visto antes.

Aunque no os pongo ninguna imagen en DF también se tiene en cuenta las habilidades dque tiene cada enano para ejercer determinadas tareas, de manera que por defecto algunos son mejores en algunas actividades que en otras y con el tiempo ganan experiencia, habilidad y por tanto se convierten en expertos. Al llegar a ese punto hacen las actividades relacionadas con sus habilidades a una velocidad mayor y con un alto grado de creatividad y detallismo, pudiendo llegar a crear obras de arte y verdaderas maravillas que incrementan el valor de la fortaleza y la satisfacción de sus congéneres.

Hecho este resumen general sobre la temática del DF, es momento de enseñaros imágenes más detalladas. Ha llegado el momento de que os pongáis las manos en la cabeza y digáis ¡¡¡WTF!!!

Os espero para la próxima entrega.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: