Fortaleza Enana

Un lugar para hablar de juegos muy especiales

Evil Genius – un Dungeon Keeper a lo James Bond

Posted by agustibarrio en 16/03/2012

Dentro de las influencias que posiblemente dieron pie a la creación del Dwaf Fortress podría habarlos de la mítica saga Dungeon Keeper, cuya primera parte vio la luz en 1997. Las similitudes entre el Dungeon Keeper (DK) y el Dwarf Fortress (DF) son bastante grandes, por lo menos en filosofía y en conceptos. Pero tampoco voy a entrar al trapo y afirmar con rotundidad que uno bebe del otro o que sirvió de inspiración. Lo importante es que las similitudes existen y Dungeon Keeper es un referente en el mundo de la estrategia para pc. Es muy posible que los hermanos Adams se inspiraran en conceptos del DK pero DF ha adquirido un tamaño y una consideración tan grandes que es difícil discernir hasta qué punto esa influencia pudo existir realmente. DF parece haberse creado a sí mismo y es como una bola de nieve que va arrastrando todo a su paso y haciéndose más grande. Lo que sí sabemos seguro es que uno de los juegos que beben del Dungeon Keeper es este Evil Genius del que quiero hablaros en esta entrada, un juego de los que ya no se hacen. A mediados del 2004 aproximadamente salió Evil Genius que se convirtió en toda una sorpresa para los muchos jugadores que lo compraron. Todas las reviews dejaban constancia de la original propuesta del juego y motivos no les faltaban. Muy parecido al DK en espíritu y concepto, Evil Genius  superaba a aquél en bastantes aspectos y no sólo en el gráfico. La propuesta del juego es atípica pero muy en consonancia con el Dungeon Keeper, donde liderábamos las hordas del mal a través de un demonio y su horda de secuaces. En Evil Genius la propuesta es parecida ya que eres el malo de la historia y debes deshacerte de los “buenos”. Es decir, deshacerte de los agentes enemigos o “James Bond” de turno que intentarán acabar con tu organización. Tu misión es fundar una organización criminal de escala mundial y para ello tienes una isla solitaria en un país remoto tropical donde poder crear tu base secreta, horadando las profundidades de una montaña.

El centro de mando.


Como veis ese concepto de “fortaleza”, construcción de salas y cámaras, gestión de unidades (minions), etc, es algo que está muy relacionado con lo que podemos encontrar en Dungeon Keeper Dwarf Fortress. Parece una receta ganadora, se podría estudiar el motivo. Tu jefe de la organización (el Evil Genius o “Genio del Mal”) es el alma mater de la misma y su muerte implica el final de la aventura. Puedes elegir entre 3 malos, malísimos. Aquí os los presento: Alexis

Alexis, la mala del juego.


Maximilian

Maximilian, el malo “bajito”.


Shen Yu

El sofisticado malo oriental.


Cada uno tiene sus propias características que los hacen diferentes. Uno da una bonificación en inteligencia y en investigación, otro en lealtad a la organización, etc. Cada uno tiene sus puntos fuertes y sus propios secuaces (un malo que se encarga de la tarea sucia y que es de alguna manera el líder de los agentes de campo). Para hacer una comparación con las pelis de  James Bond, el Evil Genius sería “Goldfinger” y el ayudante o secuaz sería el japonés del gorro, el “cachas” que lanzaba el sombrero como si fuera una cuchilla de afeitar y se clavaba en los barrotes como si fuera un misil. Pues eso es un secuaz en Evil Genius. Aquí tenéis una imagen de un secuaz, el del pelo a lo “afro”:

Uno de los jefazos subalternos.


A medida que tu organización criminal va ganando prestigio y notoriedad empezarás a tener más ofertas de secuaces, algunos de los cuales son un puntazo. Además, también tendrás más capacidad para mantener a trabajadores, soldados, mercenarios, técnicos, botones, etc. A estos personajes se les llama minions. Cuidado hasta el último detalle el juego ofrece una combinación exitosa y muy divertida:

  1. Traducido al castellano, un doblaje soberbio.
  2. Música a lo “James Bond“. La banda sonora es una gozada.
  3. La presentación del juego, los tutoriales, los créditos, las pantallas del menú, etc, todo desborda originalidad y una clara intención de reirse a la vez que inspirarse en la saga Bond.
  4. Tirado de precio a estas alturas, es una ganga y lo podéis encontrar en Steam y Gamersgate a precio de saldo.
  5.  El toque de cómic es acertadísimo, sin ser demasiado “infantil” ni demasiado serio.
  6. El juego ofrece momentos cómicos muy graciosos. Es un placer ver cómo todos tus minions se mueven y realizan sus labores a la vez que interactuan con el entorno de la base. Observar los interrogatorios o como entrenan no tiene precio.

Cada minion tiene unas estadísticas/barra que mide sus actitudes, desde la lealtad hasta la fuerza, inteligencia, salud, atención, etc. En esta imagen podéis ver esas barras:

Cada minion viene con sus propias estadísticas en forma de barras.


¿Y de qué va este juego? ¿Cuál es tu misión?. Tu misión es fundar una base y construir los elementos necesarios para sostener una organización criminal. Así que debes planificar tu base al detalle y tener cuidado de no quedarte sin fondos monetarios. Aquí es donde el juego muestra todo su potencial. Para empezar necesitarás unas barracones para alojar a tus minions y que puedan dormir y recuperar fuerzas. Y necesitarás una sala de control desde donde poder reunir información sobre las regiones del mundo y poder cometer robos y acciones viles. Y sigue… una sala de entrenamiento, de recreo, enfermería, y un larguísimo etc. Muchas similitudes con DF y Dungeon Keeper.

Un centro de control muy frecuentado.


Aquí tenemos una sala de recreo.

Una sencilla sala de recreo, todavía por mejorar.


Cada sala tiene sus funciones y ayuda a que tus minions recuperen sus estadísticas. Y en cada sala hay que instalar el mobiliario adecuado. En la sala de recreo hay que instalar máquinas de bebida, mesas de ping pong, etc. En la sala de control hay que instalar ordenadores, mesas de control… Puedes construir hasta 300 elementos de todo tipo. Para financiar toda esta infraestructura necesitarás fondos. Para ello debes robar en cualquier región del mundo usando a los minions que sobren en la base.

El mapa del mundo. Nuestro objetivo es controlarlo.


Una sala de entrenamiento con varios nimions soldados practicando el tiro.

Hay que practicar para ser mejores y defenderse de los ataques enemigos.


Tu Evil Genius en su lugar de reposo, en la sala Santasactorum.

Organizando y planeando la nueva misión.


El comedor, es la hora del rancho.

El comedor, para reponer energías.


A medida que ingresas más (robas más) podrás empezar a ganar más notoriedad y cuanta más notoriedad más actos criminales podrás llegar a cabo (secuestros, robos de piezas de arte, etc). Al principio todos tus minions son trabajadores simples. Secuestrando a un técnico, a un soldado o una ama de llaves podrás conseguir que, interrogándoles en una sala de interrogatorio, te faciliten los datos para que tus trabajadores se especializen y se conviertan en soldados, técnicos, botones o lo que haga falta. Cada uno aporta bonus en diversos campos, siendo los soldados una pieza clave para defender tu base y llevar a cabo actos de terrorismo y robos. Pero al obtener más notoriedad las agencias enemigas te verán también como un obstáculo más peligroso e intentarán enviarte los mejores agentes con lo que deberás hacer frente a enemigos cada vez más astutos y preparados que intentarán capturarte o detener tus actividades. En esta imagen vemos un agente enemigo siendo interrogado:

El interrogatorio de turno no puede faltar.


Y claro, cuanta más notoriedad alcanzas, más amenazadas y presionadas se verán tus fuerzas y tu organización. Los agentes secretos de las diversas agencias de inteligencia enemigas empezarán a buscarte las cosquillas a base de bien y enviarán agentes cada vez más preparados para sabotear tus instalaciones, tomar fotos, asesinar a tu Evil Genius o recuperar elementos robados (joyas, jarrones, etc.). Los agentes cada vez son más sofisticados, usando armas y equipamiento más moderno. Desde simples guardias hasta ninjas que se cuelan en todos lados o expertos submarinistas que llegan bucenado hasta tu isla y usan la tecnología más moderna para burlas determinadas trampas o acaban con tus agentes mejor armados. Y entonces es cuando se hace importante la presencia de cámaras de vigilancia, altavoces, matones, tus secuaces, etc. ¡Ah! ¡¡¡Y las trampas!!!, porque un elemento clave de defensa es instalar trampas, de todo tipo. Desde trampas de gas venenoso a paredes que se mueven para triturar al infortunado que se queda en medio, hasta trampas de viento. Hay de todo. Todas ellas funcionan con sensores que se accionan al ser presionados.

Una trampa muy calurosa…


Un comando enemigo se ha infiltrado en la base y se enfrenta a los minions:

Un comando enemigo muy bien armado.



El juego ofrece en definitiva un repertorio de opciones muy variado. Incluso puedes contruir una sala de refrigeración para almacenar los cadáveres de los muertos. O puedes instalar extintores y todo tipo de objetos para ayudar a gestionar la base.  ¡Ah! Y los turistas. Hay turistas en tu isla y a veces fisgonean donde no deben. Así que puedes construir chozas de recreo, hoteles, casinos, salas de baile, pianos, etc para que se distraigan y no vayan por el camino que no toca… Por ponerle pegas yo le pondría la limitación en el tamaño de la base, que te obliga a tener que pensar muy bien dónde y cómo de grande construir cada una de las salas, algo que me gustaría no tener de qué preocuparme (o es que estoy mal habituado con los niveles Z a nivel vertical del DF). Lo cierto es que este Evil Genius con la introducción de un eje vertical de construcción de plantas habría ganado bastantes enteros. También se echa de menos campañas o misiones con retos, ya que Evil Genius nos ofrece una partida “Sandbox” donde el objetivo es siempre el mismo: acabar siendo el líder de la organización mundial más importante del mundo. Quizás alguna campaña o misiones sueltas variadas le hubieran dado mayor vida y más variedad. Evil Genius representa una forma de enfocar la creación de videojuegos donde al jugador se lo trataba como alguien inteligente dispuesto a interactuar con el juego a nuevos niveles, ofreciéndole múltiples posibilidades de desarrollar su estrategia “criminal” en una misma partida, potenciando la creatividad y la originalidad del jugador al animarle e incentivarle a que probara cosas nuevas, nuevas trampas, nuevos enfoques, nuevas formas “maquiavélicas” de acabar con los agentes enemigos, etc. Y todo eso sin perder la gracia y el gusto por el detalle, acompañando al juego con una banda sonora impresionante, unas voces y sonidos muy logrados y un sinfín más de pequeños detalles maravillosos que nos dejaban con la boca abierta. En este aspecto Evil Genius y DF tienen muchísimas semejanzas y parecidos y demuestra que más allá de los gráficos molones y las gráficas de última generación el secreto para divertir radica en tratar al jugador como alguien inteligente y animarle a experimentar con su imaginación. Os animo a probar este Evil Genius y a disfrutar como pocas veces lo habéis hecho con un juego de gestión.

El juego lo podéis encontrar tirado de precio en Steam.

Os dejo estos Youtube para que disfrutéis de una de las mejores bandas sonaras hechas para un videojuego y tengáis una idea del estilo de juego. Si no lo habéis jugado nunca ya estáis tardando.

Anuncios

3 comentarios to “Evil Genius – un Dungeon Keeper a lo James Bond”

  1. victor manuel said

    Me acabas de dejar tieso.. No tenia ni idea de este juego y ña verdad es que no se como se me ha podido pasar un juego de tematica DK.. Si me he pillado hasta juegos indies solo para compararlos con mi añorado DKII.. Ya lo he localizado en Steam 9.99$..En cuanto tenga un poco de tiempo le hecho un repaso, ahora estoy ocupado intentando conseguir vampiros en mi actual fortaleza.

    Gracias por la recomendacion y analisis.

    • Pues me alegro porque el rato que vas a pasar con este juego no te lo quita nadie. Todavía recuerdo mis primeros pasos con él, mis primeras horas, y era un ir flipando a cada minuto. Ya lo verás, me das hasta envidia y todo 🙂

  2. trencapins said

    Tengo que estudiar.. y por tu “culpa” creo que no me va a quedar tiempo para nada. Este juego me recuerda a Hospital tycon (pero con otra temática :P) Que bueno el juego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: