Fortaleza Enana

Un lugar para hablar de juegos muy especiales

StarTopia – Un juegazo de culto del 2001 (¡Odisea en el Espacio!)

Posted by agustibarrio en 22/03/2012

StarTopia – Mucky Foot

Hola de nuevo. Me hace mucha ilusión hablar de este juego que ya tiene más de 10 años (11 para ser exactos), pero es que lo bueno no pasa de moda y Startopia es más que nunca un juego muy vivo. Si echáis un vistazo por la red, especialmente por Youtube, encontraréis un montón de vídeos relacionados con el juego, una larga lista de “Let’s Play Startopia”, “Startopia Gameplay”, “Startopia Walkthrough”, etc y muchos de esos vídeos tienen fecha muy reciente. ¿Cuál es el motivo para ver vídeos tan actuales de un juego que ya tiene más de una década sobre sus espaldas? No me voy a vender presumiendo de ser analista de movimientos sociales (y mucho menos de redes sociales) ni psicólogo del movimiento de masas pero si uno conoce un poco las novedades más recientes en el mundo del pc pues es fácil ver que hay una tendencia (vamos a llamarla “nostálgica”) que lleva a muchos jugadores a la búsqueda de juegos antiguos, muchos descatalogados o perdidos en la niebla del tiempo. Viene a enlazar con lo que está ocurriendo con el mundo “indie” para PC en el que están apareciendo juegos de bajo presupuesto pero con una jugabilidad extraordinaria (el caso de Project Zomboid, Minecraft, Tows o Dwarf Fortress) y que tienen más raíces con el estilo de los juegos antiguos que con los lanzamientos más comerciales de la actualidad.

El surgimiento además de plataformas digitales de distribución de juegos clásicos y antiguos como GoG (http://www.gog.com/), que se ha visto secundado rápidamente por las grandes distribuidoras como Steam y Gamersgate, han permitido el redescubrir verdaderas joyas que muchos desconocían y han cubierto esa tendencia nostálgica a “volver al pasado” que parece que impera cada vez más. Así resulta más fácil comprender cómo pueden tener éxito juegos tan radicalmente opuestos a por ejemplo los Medal of Honor en los que prima los gráficos y la “casualización” por encima de la complejidad y la jugabilidad. Mi reciente entrada en este blog sobre Evil Genius y el Project Zomboid es una muestra de que los juegos antiguos o con un aspecto “retro” tienen una gran acogida actualmente y GoG (especialmente) y el resto de plataformas mencionadas arriba han sabido sacar tajada de ese nicho de mercado para volver a distribuir juegos que hasta ahora eran realmente muy complicados de conseguir, a no ser que se acudiera a mercados como ebay o a centros comerciales donde tuvieran alguna copia física de segunda mano (Game, Carrefours, Mediamarkets, etc). No sólo eso, es que además Steam, Desura y Gamersgate se han erigido como defensoras de proyectos muy minoritarios, juegos “indie” de bajo presupuesto la gran mayoría, permitiendo una mayor comercialización de productos muy marginales. Así por ejemplo están surgiendo muchísimos juegos en el clásico formato 2D, como las antiguas máquinas tragaperras que había en los bares (¿os acordáis de juegos como el Operation Wolf y el Outrunner?).

GoG es una empresa de distribución basada en un 95% en un catálogo de juegos descatalogados (¡viva la incoherencia!) donde podéis encontrar joyas como los Baldur’s Gate y sus expansiones, Desperados, la saga Castle, los míticos Fallout y Fallout 2, la saga Dungeon Keeper y otras joyas como Robin Hood: the Legend of Sherwood, todo ellos parcheados para jugar con Windows 7 y lo que haga falta.

Así que este “renacimiento” de juegos antiguos se ha visto además secundado por un movimiento de jugadores jóvenes y no tan jóvenes que, hartos quizás de ver juegos poco originales o que redundan en fórmulas muy trilladas, revuelven armarios y sacuden el polvo de desgastadas cajas de CDs para sacar a relucir viejas joyas o acuden a las plataformas digitales mencionadas para encontrar a precios muy competitivos aquello que no encuentran en el mercado actual: originalidad, profundidad y jugabilidad.

Debo reconocer que la nostalgia influye mucho y aunque sé que no siempre tiempos pasados fueron mejores, en algunos casos sí que lo fueron y Startopia es un ejemplo de un juego de los que no se hacen ya. Más de una vez me he visto sacando del fondo del armario una pequeña caja de CDs donde tengo juegos (¡¡¡verdaderas joyas!!!) de hace muchos años, un testimonio silencioso y acusador del paso del tiempo que sin poder hablar dice demasiado. Cejijunto miro la caja e intento recordar las horas pasadas con esos juegos, el momento en que decidí comprarlos y todo se mezcla y se hace confuso. La lista es larga: Colonization de Sid Meier’s, el Sid Meier’s Gettysburg, los East Front, West Front y el Rising Sun, Star Wars Rebellion, Master of Orion 2 y un largo etcétera.

Pero estoy desvariando. Si os hablo de cajas y polvo acumulado es porque es posible que vosotros tengáis Startopia por ahí escondido. Micromanía sacó hace ya unos años (¿5?, ¿6?, ¿menos?) una serie de CDs en caja de plástico rectangular con la compra de la revista, y en uno de esas cajas regalaban Startopia. Recuerdo que se anunció en foros y blogs, no sé cuántos números vendieron ese mes pero estoy seguro que fueron más de lo habitual. Si alguien colecciona esos CDs buscad porque es posible que tengáis el juego.

El magnífico Startopia

Startopia es un producto único, especial, que surge en contadas ocasiones. A mí me gusta pensar en él como un “monumento póstumo”, una obra de arte culminante, el cierre de una época dorada. Esa época pareció apagarse un poquitín cuando Bullfrog quebró con el cambio de siglo y los creadores de la mítica saga Dungeon Keeper se encontraron en el paro. Así que algunos de esos ex-Bullfrog se animaron para crear una empresa llamada Mucky Foot Productions. En el 2001 lanzaban Startopia un juego del que tenían muchas expectativas pero sólo vendieron unas 110.000 copias y se fueron al garete en el 2003. Startopia pasaría un largo tiempo hibernando, un juego maravilloso injustamente olvidado.

Startopia es una especie de juego de culto bajo mi punto de vista, un reconocimiento más que merecido a una forma de hacer juegos donde se aúna amor por el detalle, humor, libertad de acción y diversión. La suma de grandes talentos más la experiencia heredada de la saga Dungeon Keeper (especialmente su segunda parte) permitió crear un juego muy original, divertido y de una gran profundidad. Es una pena que Dungeon Keeper 2 haya perdido bastante desde que salió y el hecho de que no tenga un motor gráfico algo más acorde a los tiempos, los fallos relacionados con problemas de software e incompatibilidades varias hace que sea difícil disfrutar de él a fecha de hoy sin aceptar previamente que es muy posible que el juego se nos cuelgue muy a menudo. Eso no ocurre con Startopia que en casi todos los aspectos supera al Dungeon Keeper 2 bajo mi punto de vista.

El mítico Dungeon Keeper

Startopia es juego sorprendente porque a pesar de ser del 2001 permite jugar en resoluciones modernas, hasta 1920 x 1080, con antialising y otras muchas tonterías de sombras y luces que tanto se estila hoy en día. Además funciona perfectamente en Windows 7 de 64 bits por poner un ejemplo extremo. El motor gráfico del juego es espectacular para la época de la que hablamos, podrían vendernos el juego como si hubiera salido el 2008 o 2009 y nos lo podríamos llegar a creer. Es de esos juegos que envejecen maravillosamente y por eso su relanzamiento a través de algunas distribuidoras online ha tenido tanto éxito (Eidos lo está distribuyendo pero sólo a países muy concretos entre los que no se encuentra España).

Impresionante las opciones gráficas para ser del 2001.

Los desarrolladores del juego crearon Startopia con un motor gráfico moderno, potente, desarrollado exclusivamente para el juego y eso se nota. La cámara puede moverse en todas direcciones, hacer zoom hasta ponernos a ras de suelo o en el techo, girar en todas direcciones, etc. Startopia no sólo destaca en su apartado gráfico sino que es la suma de un conjunto de factores, desde el humor hasta los detalles más insignificantes, como los guiños al cine de ciencia ficción (atentos el tráiler del juego que hace un guiño a 2001: Odisea en el Espacio, un año en el que además se lanza Startopia comercialmente) y a películas míticas como Alien: el Octavo Pasajero.

De hecho el juego está repleto de guiños a la película de Kubrick, sobre todo en muchos aspectos relacionados con el sonido y también hay mención a otras series, películas y libros de ciencia ficción. Cuando os mováis por el juego comprobaréis que la visión de todas vuestras instalaciones se asemeja mucho a una de las famosas escenas de la película, cuando nos presentan a los pilotos de la nave que va a Júpiter y vemos a uno de ellos haciendo footing por la estación circular. Esa visión “circular” la experimentaremos en el juego.

Hasta ahora me he enrollado mucho pero no he hablado del juego en sí. ¿Qué es Startopia? ¿De qué va?

Startopia es un juego espacial de gestión que combina muchos elementos que encontramos en sagas como Dungeon Keeper o incluso el mismo Dwarf Fortress. En el mundo de Startopia ha tenido lugar una guerra galáctica de proporciones apocalípticas y todas las razas conocidas se hayan desperdigadas, buscando sobrevivir y encontrar un lugar tranquilo donde vivir. En este mundo galáctico quebrado actuamos en el papel de un Administrador de una estación espacial con forma de donut, que presenta un aspecto bastante deteriorado, sucia y con aspecto de estar abandonada. Nuestra misión es suministrar alojamiento, servicios, alimentos y demás diversiones a los visitantes espaciales y a cambio nos dejarán su dinero.

Visto así puede parecer un juego de simulación al uso (un Sim) pero la originalidad del planteamiento viene acompañada por un mundo muy vivo, con una gran cantidad de razas alienígenas que tienen sus propios estilos de vida, gustos y necesidades y por todo un surtido de edificios, situaciones, retos y peligros que llevan al juego a cotas sorprendentes, alejándolo de la superficialidad en la que ahora han caído muchos juegos de gestión.

El juego ofrece una campaña de unas 10 misiones que cuando termina sabe a poco, divertida y muy bien equilibrada, ofreciéndonos nuevos retos y situaciones a cada misión. Como es fácil quedarse con ganas de jugar más, tenemos un maravilloso modo sandbox y el fantástico multijugador TCIP/LAN que alargan la vida de Startopia muchísimas horas. En los modos multijugador y sandbox se compite por controlar económicamente la estación espacial contra otros Administradores de la estación, aunque también se puede usar la fuerza bruta o tácticas algo más rastreras como veremos más adelante.

Las opciones del modo sandobx son completísimas y permiten alargar la vida del juego muchas horas.

La estación espacial en forma de donut está formada por tres cubiertas circulares superpuestas y compartimentadas en 16 secciones. Los jugadores empiezan en diferentes puntos de la estación y han de ir reclamando y ganando espacio para competir por atraer a las masas de inquilinos alienígenas. Quien acaba controlando toda la estación gana. El modo sandbox y multijugador permiten además escoger opciones de victoria de varios tipos, número de rivales, dificultad de la economía, grados de satisfacción entre visitantes y residentes, eventos catastróficos como lluvia de meteoritos, erupciones solares, seísmos estelares, etc, lo que permite una rejugabilidad infinita. El modo multijugador es muy divertido, sobre todo cuando ya no hay espacio para tomar y hay que quitárselo a la competencia.

Las tres cubiertas se dividen en:

1 .La cubierta de ingeniería donde van el generador de electricidad, los “muelles”, la zona de carga, alojamientos, zonas de reciclaje de material usado y basura, instalaciones médicas, seguridad, centro de control de criminales, etc.

2. La cubierta de ocio, donde están los casinos, pubs, restaurantes, lugares para descargar tensión sexual, discos, bars de cocktail, etc.

3. La cubierta de bioingeniería, donde se encuentra las zonas arboladas, zonas espirituales para dar reposo a la mente, zonas de cultivo, etc.

Las tres cubiertas están interconectadas una encima de la otra y los visitantes y los residentes pueden moverse por ellas libremente a través de unos ascensores que se asemejan un poco a los teletransportadores de Star Trek.

Una de las premisas de Startopia es que el jugador decide qué estilo quiere utilizar cuando juega sus partidas sandox y multijugador, una sensación de “libre albedrío” que permite al jugador enfocar su estrategia desde o bien un punto de vista tranquilo y de gestión, bien usando una combinación muy agresiva o bien utilizando algunos de los muchos puntos intermedios entre ambos enfoques extremos.

Startopia engaña bastante porque a pesar de su apariencia sobria y de corte aparentemente ligero, con toques de humor, es un juego realmente profundo, repleto de detalles y que por momentos provoca pasmos. El problema de la limitación de espacio en la estación obliga al jugador a ir reclamando secciones para poder seguir ofreciendo más servicios y eso implica que hay que ganar dinero, y para ello hay que sacárselo a los visitantes. Además la energía es vital y pasarse de listo puede provocar que el servicio caiga en su totalidad o  parcialmente en alguna sección, provocando el caos. Todos nuestros visitantes tienen un total de 9 estadísticas a considerar, desde conceptos como el hambre, hasta la cobertura de ocio, sexo, sueño y nivel de embriaguez. Cada ser que nos visita y se pasea por la estación tiene sus propias reacciones y actitudes y eso hace que los que los alienígenas estén “vivos”, que sean más que meras “carteras” andantes a las que hay que sacar la pasta.

El juego presenta un largo listado de especies alienígenas, alguna de ellas integrada por miembros muy selectos que conforman la aristocracia intergaláctica. En cambio hay otras que son muy laboriosas o realizan bien tareas específicas y pueden ser una estupenda fuente de mano de obra para cubrir los servicios que ponemos en marcha. Nuestros robots (se les llama Curroides y tienen un único ojo rojo al estilo Hal-9000) harán el trabajo de mantenimiento técnico. Nos veremos obligados a reclutar a alienígenas para que se encarguen de determinadas instalaciones (como las antenas de emisión, el centro médico, el nido del amor, los centros de vigilancia para asegurar que la ley se cumpla, etc). Habrá que crear zonas de recarga energética para nuestros Curroides y ampliar la oferta energética para evitar cortes y apagones.

El maravilloso motor gráfico que luce este juego.

Cada una de las especies es muy ducha en determinados aspectos de la vida en Startopia, así mientras unas son muy buenas en realizar diagnósticos médicos y en curar enfermedades, otras lo son imponiendo la lay y el orden (homenaje a Star trek y los Kinglon) Esa variedad, tanto en el aspecto físico como en comportamiento, gustos y actitudes es uno de los puntos fuertes de Startopia.

Además de las 9 estadísticas o necesidades que tiene cada visitante, hay 3 habilidades importantes que tiene cada uno de ellos:

  1. Habilidad en su trabajo.
  2. Dedicación.
  3. Lealtad.

Cada uno de nuestros visitantes tendrá un rango determinado en estas 3 estadísticas lo que nos inducirá a contratar a los que mejor pueden hacerlo (pero cuanto más habilidadosos son, más caros resultan). Si su dedicación es baja es muy posible que se vayan de rositas en vez de realizar su trabajo y si son habilidosos harán su trabajo con mucha eficiencia.

Los detalles y las “stats” de cada uno de nuestros visitantes.

El juego está totalmente traducido y doblado al castellano. En la imagen de la izquierda podéis ver las 9 estadísticas de cada personaje (salud, comida, amor, ocio, sueño, etc). Y luego las 3 habilidades importantes (habilidad, dedicación y lealtad) donde hay unos puntitos que indican el nivel de cada una de esas habilidades. Cada personaje tiene un Curriculum Vitae, algunos muy divertidos, que podéis leer abajo. Indica detalles sobre su carácter y si tiene historial delictivo, por ejemplo.

El juego presenta un amplísima parilla de edificios para construir, desde salas para ocio hasta salas dormitorio, generadores, lugares de recreo, centros de asistencia sanitaria, puestos de reciclaje, lugares para cubrir necesidades fisiológicas (desde el sexo hasta los aspectos más escatológicos), estaciones de radio, hangares, espaciopuerto, centro de comercio, etc. Existe la posibilidad de construir muchos elementos complementarios que siempre tienen una función, por pequeños y tontos que puedan parecer.
 En Startopia también influye y mucho el tema de la limpieza y la higiene ya que estamos en una estación espacial bastante dejada de la mano de Dios donde abundan bichos espaciales que se pasean por las zonas más sucias y comen basura y restos orgánicos, eso sin contar con los visitantes que llegan sucios y con ganas de defecar y hacer necesidades de todo tipo en una instalación como la nuestra. Tenemos que pensar que existen epidemias muy diversas en Startopia y algunas las provocan esos bichos que pululan por la estación. Las epidemias pueden ser provocadas por alguien que llega enfermo o bien por contactos entre razas, la variedad de enfermedades es bastante amplia y como explicaré más abajo alguna de esas enfermedades puede provocar verdaderos quebraderos de cabeza, llevando a la muerte a los pacientes y que la instalación se cierre por insalubridad.  La muerte es algo que deberíamos acostumbrarnos a ver con frecuencia en nuestras partidas, no todo es de color de rosa.

“Vermin”…ratas. Uno de las amenazas “silenciosas” de Startopia

Aquí os dejo una imagen con todas las razas y seres presentes en Startopia. Cada uno de ellas tienen una forma de actuar y una serie de preferencias que complican el juego sobremanera.

El surtido de razas, bichos y seres monstruosos que pueblan Startopia.

Por ejemplo,  una de las muchas razas del juego está formada por miembros que son realmente elitistas, muy aristocráticos. Cagan y defecan un material muy preciado y tienen forma de gusano (¿a qué me suena esto…Dune?) y no están en buena relación con otra de las razas “currantes” que pueblan la estación, lo que puede llevar a problemas (la típica lucha de clases). Las interrelaciones entre las razas, sus preferencias y formas de enfocar la vida hace que Startopia se vaya complicando cada vez más, hasta llegar a un punto en el que se hace impensable cómo se puede crear un juego tan divertido y con tanta pasión y que esté todo tan bien pensado y tramado. Intentar satisfacer a todas las razas, el interactuar entre las tres cubiertas de la estación para ofrecer todos los servicios sin perder el control, el poder disfrutar del devenir de cientos de visitantes que merodean por nuestras instalaciones y las sorpresas que el juego depara en muchos de sus apartados, hacen de este juego algo único, extraordinario. La posibilidad de que los otros Administradores usen miembros infiltrados (espías) y saboteadores, es otro de esos elementos que dan al juego un aspecto más “militar” y serio. Nuestro servicio de protección policial deberá también estar preparado para combatir a las fuerzas “militares” enemigas, pudiéndose producir combates realmente intensos. No obstante no es en este apartado donde el juego brilla más puesto que de normal la estrategia que mejor funciona es la que proviene de usar fórmulas de gestión agresivas para derrotar al enemigo. Startopia no es un juego de guerra, sino de gestión. El aspecto militar es un aspecto más de muchas de las fórmulas que permite el juego.

Intensos combates por dominar la estación espacial.

Startopia es un sinfín de situaciones que se van complicando y una maravillosa fórmula para pasar horas y horas jugando sin aburrirse, especialmente si le dais al multijugador y al modo sandbox. Coged la posibilidad de interactuar entre 3 cubiertas diferentes, con cientos y cientos de personajes; sumad los problemas que se van generando cuando aparecen nuestros rivales, enfermedades, espías y acciones de sabotaje o la llegada de diplomáticos y criminales peligrosos en custodia; coged todo eso y añadirle los problemas de la higiene, la aparición de ratas que provocan enfermedades o de visitantes que traen epidemias, erupciones solares y explosiones de supernovas, la acción de meteoritos errantes…sumadle todo eso a la posibilidad además de que las ratas espaciales infecten a un animal doméstico y que éste, si es adoptado, infecte a su amo…incubándole un huevo que estalla, haciendo aparecer el alienígena más peligroso, mortal y destructivo de Startopia (Alien, guiño a Alien: el octavo pasajero)…pues bien, sumad a todo eso el humor, los detalles gráficos, la maravillosa jugabilidad, el enorme abanico de edificios y de opciones, ¿y qué obtenemos? Pues seguramente uno de los mejores juegos de la pasada década, un clásico insuperable.

Las Sirenas del “amor”.

Startopia tiene elementos muy parecidos a Dwarf Fortress:

  1. Libertad de acción en el modo sandbox, toda una estación para ti.
  2. No controlas a tus “visitantes” pero sí que puedes controlar lo que pueden o no hacer facilitándoles pautas de comportamiento (con el establecimiento de la ley y el orden, creación de determinados edificos para satisfacer sus necesidades básicas, etc), igual que en el DF con la introducción de la milicia y la creación de talleres y granjas.
  3. A medida que tus instalaciones crecen surgen problemas de todo tipo, siendo muy fácil el acabar perdiendo (Losing is fun!!!). Eventos “random” igual que en el DF, surgimiento de enfermedades y necesidad de asistencia sanitaria.
  4. La aparición de espías, saboteadores, enfermedades y el “Alien” (el Skrasher incubado a lo Alien) se asemeja a los vampiros y a los hombres lobo de Dwarf Fortress, esos enemigos “silenciosos” que pueden provocar el caos más absoluto.
  5. El comercio es parecido, con la aparición cada x tiempo de un comerciante que vende/compra tus mercancías.
  6. La sensación de que cada alienígena tiene vida, preferencias y formas de comportamiento autónomas. Las razas no se avienen todas entre sí, hay diferencias, disputas y surgen problemas. Algo parecido podemos ver cuando se instala la ley en DF y aparecen los nobles con sus demandas y requerimientos gilipuertas.
  7. Se pueden adoptar mascotas y hay “vermin” (bichos, ratas) como en DF.
  8. Diversión, diversión y diversión.

Me he dejado de comentar aspectos como la religión, la posibilidad de terraformar como si fuéramos un Dios la 3ª cubierta, donde se puede plantar y crear arboledas, además de promover el culto religioso…no acabaría nunca la review y ya es muy tarde.

Startopia se distribuía a través de Eidos y de Gameshop internacional:

http://www.eidos.com/

http://www.gameshop-international.com/index.asp?pg=search&artikel%5Bname%5D=startopia&Submit=Find

Actualmente está para comprar en Steam por un precio de risa.

Existe una demo, es muy fácil localizarla y todavía se encuentra en muchos sitios disponible para descarga (en Softonic mismo por ejemplo). Os puede venir bien si no habéis jugado nunca y queréis probar a ver qué tal funciona en vuestro PC.

Haplo corto y cierro.

Anuncios

6 comentarios to “StarTopia – Un juegazo de culto del 2001 (¡Odisea en el Espacio!)”

  1. legolasjrt said

    Haplo!!! vi este juego en un revista hace un monto de años, en ese momento no me llamo la atencion, hace 2 o 3 años que me enganche a los juegos de gestion me acorde de el, pero no lograba dar con su nombre. Bendito seas !!!

    • Ahora justamente vengo de comentárselo a Joselillo, de Puntadelanza (curra en mi empresa). Es un juegazo como la copa de un pino, flipante los gráficos para ser del 2001 y las horas que se le pueden echar son incontables. Me alegro que te haya sido de ayuda. Ahora a disfrutar 🙂

  2. Eco said

    El juego ya esta disponible en gog.com!

    Pd: Felicidades por el blog!

  3. Alx said

    1,49€ En Steam!

  4. […] https://fortalezaenana.wordpress.com/2012/03/22/startopia-un-juegazo-de-culto-del-2001-odisea-en-el-… […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: