Fortaleza Enana

Un lugar para hablar de juegos muy especiales

TuftedStockades – Episodio III: descenso a los infiernos…

Posted by agustibarrio en 24/11/2014

Dejamos a nuestros enanos en una situación crítica, sólo han sobrevivido 7 de los cuales uno de ellos es un crío, Meng, que ha perdido a sus padres y se ha vuelto loco de remate. Se pasa los días gritando y en un estado lamentable de sufrimiento y desazón.

 

 

El enano Sibrek tampoco anda fino, se pasa el tiempo buscando a los seres queridos perdidos que evidentemente no encontrará. No parece que vaya a recobrar la cordura…

 

De todos estos enanos Tulon es quien más trabajo está realizando picando el suelo después de abrirse paso en el acuífero congelado. No obstante ha pasado un mal momento pero ha logrado recuperarse sin perder la chaveta.

 

 

Ahora mismo su situación es compleja, es complicado saber en qué estado de integridad mental se encuentra pero parece un enano que sabe perfectamente que la supervivencia es la única respuesta ahora a la situación que vive la fortaleza y a ello consagra todos sus esfuerzos. Sólo él y Reg, el enano que decapitó a Chartongs, son los únicos que parecen estar en condiciones de trabajar y seguir adelante. El resto presenta un estado mental catatónico o sufren heridas inmovilizadoras que dificultan sus quehaceres cotidianos.

 

El cuchitril donde antes se hacinaban todos los enanos sigue mostrando un aspecto desordenado, con todo de objetos mezclados sin ton ni son. Aquí yacen los heridos y el enano Meg, el crío, que anda dando vueltas gritando como loco, con la mente perdida sin remedio.

 

 

Por suerte parece que el enano Rigoth está suficientemente animado para beber alcohol y es un buen síntoma, quizás pueda recuperarse anímicamente y ayudar a los otros dos enanos activos, aunque sus heridas siguen sin poder tratarse adecuadamente.

 

 

Con Rigoth prácticamente recuperado, ya son 3 – junto a Tulon y Reg – los enanos disponibles  para realizar labores activas en la fortaleza.

 

 

Tulon y Reg están en el lecho de rocas debajo del acuífero mientras que Rigoth sigue bebiendo para recuperarse.

 

Tulon está cavando un nuevo hogar mientras que Reg construye el primer taller de albañilería aprovechando que por fin han conseguido encontrar piedra.

 

 

La situación no obstante es tensa, varios enanos se enzarzan en un combate entre ellos. La situación es deprimente y muy crítica. Tulon, Degel, Sarvesh…el crío enano…muchos son los que han sufrido y viven momentos estresantes y eso tiene un precio.

 

 

No obstante Degel no supone problemas porque su enfado se ve limitado por el hecho de que está prácticamente inmóvil y no puede generar muchos problemas estando echado en la cama.

 

 

Después del terrible combate reciente contra los no muertos no hay rastro de ellos en la superficie pero se decide sellar la entrada para evitar que puedan entrar de nuevo a la fortaleza si volvieran a aparecer.

 

 

Muchos son los enanos que han fallecido recientemente y es muy posible que pronto reciban la llamada de los no muertos para unirse a sus filas. Sellando la entrada se corta el acceso a la superficie pero se asegura también que nadie entrará a terminar lo que Chartongs  ya estuvo a punto de conseguir (capítulo anterior).

 

El comportamiento de Degel ha empeorado y ahora se ha levantado de la cama y vaga soltando tonterías y murmurando cosas raras por el cubículo enanil.

 

 

Ya son tres los enanos que rondan locos perdidos por la fortaleza sin que vayan a recuperar la cordura. No quieren comer ni beber y es cuestión de tiempo que se unan al club de los muertos zombies.

 

Es momento de trasladar la comida y todo lo demás al nuevo hogar, por debajo del acuífero.

 

 

El acuífero está congelado pero, como se ha abierto un agujero para bajar y cavar por debajo del mismo, es posible que algún ser volador entre por allí y remate a los enanos supervivientes. Se ha construido también un taller para craftear piedra. Si se quiere dar descanso a los enanos muertos hay que labrarles una lápida decente para dar reposo a sus almas y que estas no vaguen eternamente por la fortaleza – fantasmas.

 

Reg vuelve a sufrir un ataque de ardor guerrero y se encamina directamente hacia Tulon, que tiene una pica en la mano y de la que parece haberse encariñado.

 

 

Habiendo sólo tres enanos operativos, que dos de ellos se peleen y con una pica por en medio no promete nada bueno. Tulon está construyendo el taller de crafteo cuando Reg aparece listo para repartir estopa.

 

Pero ocurre un milagro y en el último momento Reg parece cambiar de opinión y se dirige hacia el cuchitril para arrearle al loco de Degel, que anda murmurando y soltando tonterías en voz baja.

 

 

Degel recibe un buen par de tortas y eso calma automáticamente a Reg, que parece recuperar la compostura. Es un poco triste ver cómo Reg pega a un infortunado loco como Degel pero es mucho mejor que reciba alguien que está condenado a morir de locura que no el enano Tulon, que está cuerdo y es vital para la supervivencia de la fortaleza.

 

Los enanos no dejan de dar sorpresas. Sarvesh se ha caído de la cama donde ha estado yaciendo desde el terrible combate sangriento contra Chartongs.

 

 

Sin duda es el enano que más cicatrices y heridas tiene en el cuerpo y es un milagro que todavía siga en pie. De hecho tiene ambas manos heridas, ha perdido un dedo en la mano izquierda y es difícil de imaginar cómo puede coger algo con ellas. Su labio superior presenta una herida muy fea de un picotazo y una de sus orejas es como un colgajo. No obstante ha mostrado síntomas de querer seguir viviendo y ha empezado a beber y comer algo. Es muy posible que si sus heridas fueran tratadas, Sarvesh pudiera ser un miembro productivo pero hasta entonces poco más puede hacer en su estado. El resto de enanos son muertos vivientes, no hay futuro para ellos.

 

Tulon, mientras tanto, cava un nivel más por debajo para abrir dependencias individuales para los enanos.

 

 

Las últimas peleas han demostrado que los enanos están viviendo bajo mucha tensión acumulada y es momento de darles algo que les haga recuperar la compostura y los buenos pensamientos. Tener un lugar propio privado, con cama y algunos acomodos puede ser un buen aliciente para recuperar la integridad.

 

Por otro lado la comida está empezando a ser trasladada el nuevo hogar y se ha construido la primera lápida en el taller de crafteo.

 

 

Con el fin de conseguir que Sarvesh pueda volver a usar las manos y estar operativo, se ordena al taller de carpintería que forje una tablilla para fijar los dedos afectados del enano y que pueda recuperar la movilidad con sus manos.

 

 

El crío enano Meng no presenta buen aspecto. Sin comer ni beber su salud se ha ido deteriorando gravemente.

 

 

Sediento y hambriento su estado es muy malo pero no queda más que esperar que llegue su fatídico destino. No hay nada que hacer, no obedece a razones.

Se hace efectiva la ubicación de la primera lápida.

 

 

Justo en el centro del pasillo, es un momento triste pero también esperanzador, un indicador de que los muertos pueden recuperar su tranquilidad espiritual en este lugar. La lápida acoge a Ushrir, uno de los primeros 7 en llegar a este lugar infecto, jefe de la milicia y valiente guerrero.

 

En las siguientes semanas hay muchas interrupciones pero el trabajo de sellado de la antigua entrada se consigue finalmente llevar a cabo.

 

 

Todavía hay abierta la entrada del acuífero pero al menos ésta queda lejos de la mayoría de los muertos que hay en la superficie.

 

Un vistazo al estado de ánimo de Reg indica que el haber pegado al enano Degel, que está como una regadera, le ha dejado como nuevo.

 

 

Es difícil saber si no se están creando psicópatas y si vale la pena seguir luchando por llevar adelante esta fortaleza. Que un enano recupere la cordura después de arrearle de lleno a otro enano no dice mucho sobre el tipo de personajes que habitan este lugar.

 

Se está trabajando en la sala donde estarán los dormitorios y ya se ha instalado una cama.

 

 

Ya se cometió un error de meter a todos los enanos juntos en la misma habitación, no habrá una segunda. Todos tendrán sus aposentos privados.

 

Hay nuevas en la superficie. Un grupo de cabras montesas, tambaleantes y en estado de putrefacción, se han acercado bastante al acuífero.

 

 

Por suerte no pueden volar y colarse por el agujero que hay más abajo, además de que los enanos están cavando muy por debajo del nivel del acuífero y por tanto hay confianza en que no serán un enemigo molesto por el momento.

 

En vistas a esta amenaza se decide reforzar la entrada al nuevo hogar en la roca, estrechándola.

 

 

La entrada, ahora más estrecha, será de utilidad en el futuro.

 

Se informa a los enanos que en caso de amenaza grave el interior de la fortaleza puede sellarse completamente. Por ahora permanecerá abierta.

 

 

Finalmente se sella la entrada al acuífero removiendo las escaleras de bajada/subida que da acceso al nuevo hogar que hay por debajo.

 

 

Esto deja el acuífero como techo del nuevo hogar. Cuando llegue el deshielo el acuífero pasará a ser un mar líquido de agua que impedirá cualquier movimiento entre la superficie y la nueva entrada, una protección excelente pero también un problema para cuando lleguen nuevos inmigrantes y caravanas.

 

Una segunda lápida y lugar de reposo para otro de los enanos fallecidos que bañan la superficie con su sangre y restos.

 

 

Cada vez hay más lápidas en el pasillo de entrada y la entrada al nuevo hogar puede ser rápidamente sellada para evitar disgustos.

 

 

El problema acuciante ahora es que hay varios enanos que pronto morirán y si lo hacen en el interior pueden desencadenar el caos cuando reciban la llamada de los muertos para “recobrar” su vida y desencadenar su ira por los vivos. Es por eso que se ordena cavar un pequeño túnel donde meter a los muertos y sellarlo cuando llegue el momento.

 

 

No obstante la buena noticia es que hay dos de los enanos locos que están vagando lejos de la nueva fortaleza y no serán problema. Sólo el enano Degel sigue circulando por el interior y es el problema principal.

 

Otra lápida para otro de los enanos fundadores.

 

 

Poco a poco los muertos van encontrando reposo (sus cuerpos siguen arriba pero sus almas tienen asegurado el descanso).

 

Y otro más. Chartongs casi aniquila la vida en este lugar.

 

 

Es doloroso ver estas lápidas, trae recuerdos de cuando había un gran número de enanos en TuftedStockades.

 

El enano loco Sibrek ha desaparecido en la superficie mientras el crío Meng es fácil reconocer donde está. Está gritando justo en la antigua entrada a la fortaleza pero ahora lo hace poseído por la “no muerte”.

 

 

Quizás algún día recupere el descanso que merece.

 

 

 

———————————————————————————————————————————————————

 

He dividido la entrada que quería hacer en dos porque era muy larga. De hecho el capítulo es muy emocionante aunque lo que hemos visto hasta ahora es un lento descenso a los infiernos. Podéis haber visto que las muertes acontecidas en el episodio anterior han dejado huella y hay varios enanos muy tocados que se han vuelto locos. Las consecuencias del drama ocurrido siguen bien presentes.

 

Veremos qué ocurre en el siguiente capítulo…la población enana está bajo mínimos y no apunta a que vaya a mejorar la situación.

Anuncios

5 comentarios to “TuftedStockades – Episodio III: descenso a los infiernos…”

  1. Ibram Gaunt said

    Muy bueno este nuevo episodio y esperando con ganas los siguientes 🙂

    Por cierto, me alegro que estés de nuevo por el blog, eres un grande del DF y los AARs.

    Saludos

  2. no entiendo como hizo para el acuifero , creo un monton de escaleras de bajada/subida hasta el acuifero , y cuando se congelo comenzo a picar para llegar niveles abajo del agua , pero cuando se descongele no se indundara todo los pisos de abajo ?? … eso es lo que no entiendo como mantendra el agua arriba ? como llega hasta abajo

    • Es fácil, una vez dentro sella el techo de nuevo y se quedan encerrados. En el AAR lo explico, el agua descongelada hace de seguro de vida para los enemigos del exterior pero a costa de encerrarse bajo tierra, sin acceso a la superficie.

  3. cayojulio said

    ¿Vas a continuar con esta partida suicida? XD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: