Fortaleza Enana

Un lugar para hablar de juegos muy especiales

Archive for the ‘Dwarf Fortress’ Category

Un tutorial paso a paso para aprender a jugar al DF

TuftedStockades – Episodio III: descenso a los infiernos…

Posted by agustibarrio en 24/11/2014

Dejamos a nuestros enanos en una situación crítica, sólo han sobrevivido 7 de los cuales uno de ellos es un crío, Meng, que ha perdido a sus padres y se ha vuelto loco de remate. Se pasa los días gritando y en un estado lamentable de sufrimiento y desazón.

 

 

El enano Sibrek tampoco anda fino, se pasa el tiempo buscando a los seres queridos perdidos que evidentemente no encontrará. No parece que vaya a recobrar la cordura…

 

De todos estos enanos Tulon es quien más trabajo está realizando picando el suelo después de abrirse paso en el acuífero congelado. No obstante ha pasado un mal momento pero ha logrado recuperarse sin perder la chaveta.

 

 

Ahora mismo su situación es compleja, es complicado saber en qué estado de integridad mental se encuentra pero parece un enano que sabe perfectamente que la supervivencia es la única respuesta ahora a la situación que vive la fortaleza y a ello consagra todos sus esfuerzos. Sólo él y Reg, el enano que decapitó a Chartongs, son los únicos que parecen estar en condiciones de trabajar y seguir adelante. El resto presenta un estado mental catatónico o sufren heridas inmovilizadoras que dificultan sus quehaceres cotidianos.

 

El cuchitril donde antes se hacinaban todos los enanos sigue mostrando un aspecto desordenado, con todo de objetos mezclados sin ton ni son. Aquí yacen los heridos y el enano Meg, el crío, que anda dando vueltas gritando como loco, con la mente perdida sin remedio.

 

 

Por suerte parece que el enano Rigoth está suficientemente animado para beber alcohol y es un buen síntoma, quizás pueda recuperarse anímicamente y ayudar a los otros dos enanos activos, aunque sus heridas siguen sin poder tratarse adecuadamente.

 

 

Con Rigoth prácticamente recuperado, ya son 3 – junto a Tulon y Reg – los enanos disponibles  para realizar labores activas en la fortaleza.

 

 

Tulon y Reg están en el lecho de rocas debajo del acuífero mientras que Rigoth sigue bebiendo para recuperarse.

 

Tulon está cavando un nuevo hogar mientras que Reg construye el primer taller de albañilería aprovechando que por fin han conseguido encontrar piedra.

 

 

La situación no obstante es tensa, varios enanos se enzarzan en un combate entre ellos. La situación es deprimente y muy crítica. Tulon, Degel, Sarvesh…el crío enano…muchos son los que han sufrido y viven momentos estresantes y eso tiene un precio.

 

 

No obstante Degel no supone problemas porque su enfado se ve limitado por el hecho de que está prácticamente inmóvil y no puede generar muchos problemas estando echado en la cama.

 

 

Después del terrible combate reciente contra los no muertos no hay rastro de ellos en la superficie pero se decide sellar la entrada para evitar que puedan entrar de nuevo a la fortaleza si volvieran a aparecer.

 

 

Muchos son los enanos que han fallecido recientemente y es muy posible que pronto reciban la llamada de los no muertos para unirse a sus filas. Sellando la entrada se corta el acceso a la superficie pero se asegura también que nadie entrará a terminar lo que Chartongs  ya estuvo a punto de conseguir (capítulo anterior).

 

El comportamiento de Degel ha empeorado y ahora se ha levantado de la cama y vaga soltando tonterías y murmurando cosas raras por el cubículo enanil.

 

 

Ya son tres los enanos que rondan locos perdidos por la fortaleza sin que vayan a recuperar la cordura. No quieren comer ni beber y es cuestión de tiempo que se unan al club de los muertos zombies.

 

Es momento de trasladar la comida y todo lo demás al nuevo hogar, por debajo del acuífero.

 

 

El acuífero está congelado pero, como se ha abierto un agujero para bajar y cavar por debajo del mismo, es posible que algún ser volador entre por allí y remate a los enanos supervivientes. Se ha construido también un taller para craftear piedra. Si se quiere dar descanso a los enanos muertos hay que labrarles una lápida decente para dar reposo a sus almas y que estas no vaguen eternamente por la fortaleza – fantasmas.

 

Reg vuelve a sufrir un ataque de ardor guerrero y se encamina directamente hacia Tulon, que tiene una pica en la mano y de la que parece haberse encariñado.

 

 

Habiendo sólo tres enanos operativos, que dos de ellos se peleen y con una pica por en medio no promete nada bueno. Tulon está construyendo el taller de crafteo cuando Reg aparece listo para repartir estopa.

 

Pero ocurre un milagro y en el último momento Reg parece cambiar de opinión y se dirige hacia el cuchitril para arrearle al loco de Degel, que anda murmurando y soltando tonterías en voz baja.

 

 

Degel recibe un buen par de tortas y eso calma automáticamente a Reg, que parece recuperar la compostura. Es un poco triste ver cómo Reg pega a un infortunado loco como Degel pero es mucho mejor que reciba alguien que está condenado a morir de locura que no el enano Tulon, que está cuerdo y es vital para la supervivencia de la fortaleza.

 

Los enanos no dejan de dar sorpresas. Sarvesh se ha caído de la cama donde ha estado yaciendo desde el terrible combate sangriento contra Chartongs.

 

 

Sin duda es el enano que más cicatrices y heridas tiene en el cuerpo y es un milagro que todavía siga en pie. De hecho tiene ambas manos heridas, ha perdido un dedo en la mano izquierda y es difícil de imaginar cómo puede coger algo con ellas. Su labio superior presenta una herida muy fea de un picotazo y una de sus orejas es como un colgajo. No obstante ha mostrado síntomas de querer seguir viviendo y ha empezado a beber y comer algo. Es muy posible que si sus heridas fueran tratadas, Sarvesh pudiera ser un miembro productivo pero hasta entonces poco más puede hacer en su estado. El resto de enanos son muertos vivientes, no hay futuro para ellos.

 

Tulon, mientras tanto, cava un nivel más por debajo para abrir dependencias individuales para los enanos.

 

 

Las últimas peleas han demostrado que los enanos están viviendo bajo mucha tensión acumulada y es momento de darles algo que les haga recuperar la compostura y los buenos pensamientos. Tener un lugar propio privado, con cama y algunos acomodos puede ser un buen aliciente para recuperar la integridad.

 

Por otro lado la comida está empezando a ser trasladada el nuevo hogar y se ha construido la primera lápida en el taller de crafteo.

 

 

Con el fin de conseguir que Sarvesh pueda volver a usar las manos y estar operativo, se ordena al taller de carpintería que forje una tablilla para fijar los dedos afectados del enano y que pueda recuperar la movilidad con sus manos.

 

 

El crío enano Meng no presenta buen aspecto. Sin comer ni beber su salud se ha ido deteriorando gravemente.

 

 

Sediento y hambriento su estado es muy malo pero no queda más que esperar que llegue su fatídico destino. No hay nada que hacer, no obedece a razones.

Se hace efectiva la ubicación de la primera lápida.

 

 

Justo en el centro del pasillo, es un momento triste pero también esperanzador, un indicador de que los muertos pueden recuperar su tranquilidad espiritual en este lugar. La lápida acoge a Ushrir, uno de los primeros 7 en llegar a este lugar infecto, jefe de la milicia y valiente guerrero.

 

En las siguientes semanas hay muchas interrupciones pero el trabajo de sellado de la antigua entrada se consigue finalmente llevar a cabo.

 

 

Todavía hay abierta la entrada del acuífero pero al menos ésta queda lejos de la mayoría de los muertos que hay en la superficie.

 

Un vistazo al estado de ánimo de Reg indica que el haber pegado al enano Degel, que está como una regadera, le ha dejado como nuevo.

 

 

Es difícil saber si no se están creando psicópatas y si vale la pena seguir luchando por llevar adelante esta fortaleza. Que un enano recupere la cordura después de arrearle de lleno a otro enano no dice mucho sobre el tipo de personajes que habitan este lugar.

 

Se está trabajando en la sala donde estarán los dormitorios y ya se ha instalado una cama.

 

 

Ya se cometió un error de meter a todos los enanos juntos en la misma habitación, no habrá una segunda. Todos tendrán sus aposentos privados.

 

Hay nuevas en la superficie. Un grupo de cabras montesas, tambaleantes y en estado de putrefacción, se han acercado bastante al acuífero.

 

 

Por suerte no pueden volar y colarse por el agujero que hay más abajo, además de que los enanos están cavando muy por debajo del nivel del acuífero y por tanto hay confianza en que no serán un enemigo molesto por el momento.

 

En vistas a esta amenaza se decide reforzar la entrada al nuevo hogar en la roca, estrechándola.

 

 

La entrada, ahora más estrecha, será de utilidad en el futuro.

 

Se informa a los enanos que en caso de amenaza grave el interior de la fortaleza puede sellarse completamente. Por ahora permanecerá abierta.

 

 

Finalmente se sella la entrada al acuífero removiendo las escaleras de bajada/subida que da acceso al nuevo hogar que hay por debajo.

 

 

Esto deja el acuífero como techo del nuevo hogar. Cuando llegue el deshielo el acuífero pasará a ser un mar líquido de agua que impedirá cualquier movimiento entre la superficie y la nueva entrada, una protección excelente pero también un problema para cuando lleguen nuevos inmigrantes y caravanas.

 

Una segunda lápida y lugar de reposo para otro de los enanos fallecidos que bañan la superficie con su sangre y restos.

 

 

Cada vez hay más lápidas en el pasillo de entrada y la entrada al nuevo hogar puede ser rápidamente sellada para evitar disgustos.

 

 

El problema acuciante ahora es que hay varios enanos que pronto morirán y si lo hacen en el interior pueden desencadenar el caos cuando reciban la llamada de los muertos para “recobrar” su vida y desencadenar su ira por los vivos. Es por eso que se ordena cavar un pequeño túnel donde meter a los muertos y sellarlo cuando llegue el momento.

 

 

No obstante la buena noticia es que hay dos de los enanos locos que están vagando lejos de la nueva fortaleza y no serán problema. Sólo el enano Degel sigue circulando por el interior y es el problema principal.

 

Otra lápida para otro de los enanos fundadores.

 

 

Poco a poco los muertos van encontrando reposo (sus cuerpos siguen arriba pero sus almas tienen asegurado el descanso).

 

Y otro más. Chartongs casi aniquila la vida en este lugar.

 

 

Es doloroso ver estas lápidas, trae recuerdos de cuando había un gran número de enanos en TuftedStockades.

 

El enano loco Sibrek ha desaparecido en la superficie mientras el crío Meng es fácil reconocer donde está. Está gritando justo en la antigua entrada a la fortaleza pero ahora lo hace poseído por la “no muerte”.

 

 

Quizás algún día recupere el descanso que merece.

 

 

 

———————————————————————————————————————————————————

 

He dividido la entrada que quería hacer en dos porque era muy larga. De hecho el capítulo es muy emocionante aunque lo que hemos visto hasta ahora es un lento descenso a los infiernos. Podéis haber visto que las muertes acontecidas en el episodio anterior han dejado huella y hay varios enanos muy tocados que se han vuelto locos. Las consecuencias del drama ocurrido siguen bien presentes.

 

Veremos qué ocurre en el siguiente capítulo…la población enana está bajo mínimos y no apunta a que vaya a mejorar la situación.

Posted in Dwarf Fortress, Historias del Dwarf Fortress | 5 Comments »

TuftedStockades – Capítulo II: Chartongs el destructor.

Posted by agustibarrio en 14/11/2014

La llegada de la caravana ha traído esperanza y aire fresco. Con la obtención de un poco de madera, una pica de cobre así como algo de bebida y comida extras, el futuro inmediato parece más prometedor que hace unos meses.

Rigoth Lokumekast, que es el granjero, recibe el encargo de cambiar de profesión para pasar a ser el minero oficial y empieza a cavar una madriguera provisional para cobijarse del mal tiempo. Todavía no es el momento para cavar más hondo y trabajar el acuífero, así que cava dos niveles por debajo de la superficie (hasta el nivel 103, el nivel 105 es la superficie). Bastará por el momento…mejor eso que quedarse arriba a la intemperie.

Fijaros que no construye escaleras de bajada y subida sino unas rampas que están en la parte inferior de la sala más pequeña a la derecha.

Los enanos trasladan la pesquería y las reservas de comida al interior de la nueva madriguera. La comida, a resguardo de las inclemencias del tiempo, durará más abajo que a la intemperie. No obstante el problema es que no queda mucho hasta que empiece el invierno y el río se hiele, y además hay 15 bocas que alimentar.

Todavía queda algo de tiempo antes de que eso ocurra así que hay que acelerar la pesca y agenciarse con todo el pescado posible antes de que el agua empiece a helarse.

El exterior sigue siendo peligroso, los cuervos undead siguen paseándose por la zona aunque cada vez son más osados y se acercan de vez en cuando a la entrada del nuevo  hogar enanil.

Habrá que estar muy atento a esta amenaza que pende constantemente sobre los enanos.

Por suerte los guardias de la caravana, que van bien armados, no se andan con chiquitas y liquidan a dos de los cuervos que se acercan demasiado (símbolo “r” en rojo en la imagen).

La caravana siempre se queda en el sitio donde ha comerciado durante un tiempo, tanto si ha realizado trato comercial o no, para descansar y recuperar fuerzas.  En este caso su presencia permite que la amenaza sobre la fortaleza sea mucho menor durante un tiempo gracias a la presencia armada de los guardias.

Al poco de este suceso llegan más inmigrantes, una noticia que sin duda no es prometedora porque tensará todavía más la situación de los alimentos, que ya están al límite.

Esto incrementa la población de la fortaleza a 19 enanos. Cuesta entender qué motivos les puede haber traído a estas tierras inhóspitas porque no hay muchos argumentos que expliquen el porqué se han animado a aventurarse de esta manera. Muy mal les tenían que ir las cosas en su lugar de origen para venir hasta aquí.

¡¿Qué tipo de negligencia parental es esta?! Parece que algunos de los recién llegados han traído consigo a su hijo. Este no es lugar para ellos, cualquier crío haciendo tonterías puede significar un grave problema en este lugar nigromántico. Además se han traído también algunos animales, algo que sin duda habrá que mirar de solucionar tarde o temprano porque aquí no hay nada de lo que puedan alimentarse y a la larga pueden morir por inanición y causar un grave problema. Cualquier ser vivo  que llegue aquí y no sea enano puede ser un problema a la larga porque este no es un territorio con pastos y criar animales es inviable. Por otro lado los enanos recién llegados son bastante inútiles, no tienen habilidades especiales así que de momento poco se puede hacer con ellos de utilidad y más en la situación actual.

En la imagen (gif animado) podéis ver que se construye un puente en la parte izquierda del río para poder acceder al otro lado. En la pelea que hubo recientemente (justo cuando llegó la caravana, ver reporte anterior) uno de los enanos cruzó a nado el río después de caerse y quedó atrapado al otro lado. Con el puente el enano vuelve al campamento y al poco se desmonta de nuevo para recuperar la madera y el material empleado en él. Podéis ver también que las temperaturas han bajado y el río ha vuelto a congelarse. El otoño está ya avanzado y es una señal de que empezarán a caer las temperaturas pronto. Ya no se puede pescar y habrá que aguantar el invierno que viene con lo que hay en los almacenes.

En el interior de la madriguera abierta recientemente se levanta una cocina para tratar la carne de Yak y de caballo que todavía hay almacenada y crear unos manjares algo más sustanciosos.

El sebo sobrante de cocinar la carne será importante para realizar desinfectante (soup) para tratar heridas y evitar infecciones. El sebo se conserva bien y puede ser importante para la futura enfermería y más en un lugar como este donde a buen seguro habrá incidentes con mucha frecuencia.

Un vistazo detallado al almacén revela que todavía hay carne de caballo en buen estado que de forma milagrosa no se ha podrido.

También se asigna una pequeña zona para plantar algunas de las semillas conseguidas en el reciente trato comercial con la caravana enanil y empezar a cultivar para asegurar el futuro y los estómagos de la población.

Mientras tiene lugar todo este movimiento en la madriguera, en el exterior otro cuervo se acerca demasiado y la guardia de la caravana se encarga de dar carpetazo a semejante atrevimiento.

Ciertamente la guardia armada de la caravana está siendo de gran ayuda y demuestra que con el equipamiento adecuado no hay peligro al que temer, por ahora. Mientras tanto sigue el lento proceso de mover todas las reservas comestibles que todavía hay en el exterior hacia el interior donde se conservará mejor y no habrá tanto riesgo de que se pudra.

Si recordáis el enano que sufrió más durante de la dura trifulca entre enanos que hubo justo antes de llegar la caravana fue Shem Bakustavuz, con daños en el hígado y en las costillas. Ya es una suerte que su situación no haya empeorado y en general son varios los enanos que siguen con magulladuras, hinchazones y alguna que otra contusión. Para solucionar esto se diseña y crea una enfermería, todo con el fin de mejorar el estado de los afectados ya que su situación actual les reporta cierta insatisfacción y molestias físicas.

Kumil es el escogido para ser el doctor de la enfermería, aunque está pésimamente cualificado para ello. Sólo hay que confiar en que no empeore la situación de los heridos y magullados y acabe generando otra espiral de leches y ostias a mansalva.

La presencia de la guardia de la caravana es una situación ideal para sacrificar con seguridad algunos de los nuevos animales recién llegados con la oleada de inmigrantes y asegurarse que si reviven serán rápidamente despachados sin correr riesgos.

El primer objetivo es un Yak bastante cebado que es rápidamente descuartizado. Se han creado los talleres adecuados para su desmembramiento y todo transcurre sin sustos, esta vez no hay pelo alguno que reviva de entre los restos. El otro animal que se puede sacrificar es una cría y aunque no se puede alimentar mucho en este territorio al menos se le puede dejar crecer un poco más para que engorde y genere más carne, así que todavía le queda un tiempo entre los vivos antes de ser pasto del carnicero.

Se aprovecha la madera sobrante para crear algunas camas e instalarlas en la madriguera. Será la primera vez que los enanos puedan dormir en algo que no sea el húmedo y duro suelo, y encima  a resguardo de las inclemencias del tiempo, lo que ayudará a mejorar su estado anímico y reducir la posibilidad de que hay otra pelea seria entre enanos.

Muchos son los enanos que tienen heridas por la pelea famosa al quedarse desnudos y el pobre “médicoKumil pronto se ve desbordado por las visitas a la enfermería.

Sólo queda confiar en que sus nulas capacidades como médico sean suficientes para al menos suavizar los daños de los enanos que le visitan.

El otoño da sus últimas cabezadas y quedo poco para que la caravana mercante marche de este lugar. Se llevan adelante las operaciones finales para meter a todo el mundo en el interior de la madriguera ya que el exterior será a partir de ahora muy peligroso y no se contará con la útil presencia de la guardia de la caravana para solventar las visitas amenazadoras de los cuervos.

Como muestra otro cuervo se acerca demasiado y los guardias terminan con él rápidamente.

La madriguera está ahora mismo superpoblada. Entre la presencia de los enanos, la pequeña granja, las camas y los diversos talleres operativos la sensación es de caos enclaustrado. Además se ha hecho contacto con el acuífero, que está en el nivel inferior, y eso impide cavar más hondo, aunque como contrapartida el acuífero provee una fuente limpia y segura de agua fresca donde beber, agua que no se hiela porque no está sujeta a las condiciones climáticas del exterior.

Esto se aprecia en la sala más pequeña a la derecha, donde están las rampas para acceder a la superficie. En la parte norte de esa misma sala se ha creado un canal (se ha cavado el suelo de la planta con la orden channel) y se puede apreciar agua (color azul) que es la que hay en el nivel inferior. A la larga se construirá ahí un pozo para facilitar el trabajo de extracción de la misma y mejorar el humor enano.

Será complicado mejorar la situación para los enanos con los recursos disponibles pero la llegada del invierno reactiva el trabajo del minero Rigoth para trabajar en un nuevo proyecto.

Se cava un gran agujero en forma de cuadrado al suroeste de la guarida actual, un agujero que va desde la superficie (nivel 105) hasta el nivel 103, todos conectados por rampas. En la imagen de arriba podéis ver los niveles en el que está capturada la imagen en la parte derecha inferior de la misma. Es un gif donde se muestra el trabajo que se hace en el nivel 103 y el nivel 104. En el nivel de la superficie (105) lo que hay son unas rampas que permiten acceder hasta los niveles inferiores. Básicamente lo que está haciendo el jugador es un gran agujero hasta justamente el nivel donde está el acuífero.

El exterior es peligroso y repleto de seres de ultratumba y como ejemplo aparece un búho undead que ataca a la guardia de la caravana, sin éxito.

Al poco de ser destrozado por la guardia enanil otro búho aparece por el norte.

Esta vez los enanos salen por patas refugiándose en el interior o bien corriendo lejos de la bestia que se queda en el lado septentrional del río.

Al final el búho se aleja y vuelve la normalidad al campamento. Lo cierto es que es mejor no pensar demasiado en los peligros que acechan en el exterior pero ya sea por la presencia de los búhos o porque la pinta es de que las cosas van a empeorar, el comerciante de la caravana informa de que ya es momento de marchar, lo que significa que los enanos se quedarán sin la protección que aportaban los guardias de la caravana y pasarán a quedarse solos de nuevo.

Cuando se decidió que Kumil se encargara de la enfermería se esperaba que como mucho hiciera pequeñas suturas, entablillara algún dedo y cosas así pero no que hiciera cirugía. Parece que Shem, que salió muy malherido de la pelea de hace unos meses, necesita un trabajo más serio y el enano Kumil se ve en la tesitura de tener que operar.

Cualquier error podría llevar a la muerte al enano afectado pero por suerte parece que todo va bien por el momento…

Rigoth recibe instrucciones de seguir trabajando en el agujero.

En el nivel 103 Rigoth diseña escaleras de subida/bajada al igual que en el nivel 102. Resumiendo:

  • En el nivel 105 (superficie) hay unas rampas que permiten acceso al nivel 104.
  • En el nivel 104 hay otras rampas hacia el nivel 103. Las rampas conectan la superficie (nivel 105) con el nivel 104 y 103, permitiendo subir y bajar sin problemas entre estos niveles.
  • En el nivel 103 hay escaleras bajada/subida.
  • En el nivel 102 hay escaleras de bajada/subida. Este es el nivel que está justo encima del acuífero.

Es un proceso que hay que realizar con cuidado. Mientras procede a cavar lo ordenado hay noticias sobre el herido Shem y el doctor Kumil

Shem se encuentra mejor y parece que está muy recuperado para trabajar y seguir con la dinámica de la fortaleza. Kumil está mostrando ser más competente como doctor de lo esperado y sigue trabajando haciendo suturas y entablillando a los otros enanos todavía afectados por la pelea del verano anterior.

¡¡¡¿Qué es eso que aparece en el cielo…???!!! Un búho sobrevuela el agujero que está cavando Rigoth. ¡¡¡Corre Rigoth, corre!!!

Rigoth procede a salir del agujero para buscar refugio y alejarse pero el búho cae sobre él y durante unos instantes ambos se entrelazan en un baile mortal.

El búho le da varios picotazos pero Rigoth consigue zafarse y huir. Se duele de la parte inferior de la pierna derecha y ha recibido también una fea herida en la cabeza.

Ushrir, el jefe de la milicia enanil y uno de los enanos que vienen realizando entrenamiento militar desde la llegada a este inhóspito lugar, sale de la guarida para ayudar a Rigoth.

El combate es algo desigual porque Ushrir no va bien equipado (un escudo, sin armas y una protección escasa) y recibe picotazos en la cabeza, concretamente en ambas orejas y uno muy doloroso en el labio inferior. También recibe varios picotazos en el torso, otro en una de sus piernas y otro en uno de sus brazos. Pinta mal pero su esfuerzo por salvar a Rigoth es encomiable.

El combate es emocionante a la vez que dramático, Ushrir resiste las picaduras y devuelve los golpes como puede. El búho aletea alrededor de su presa soltando picotazos siempre que encuentra un resquicio para ello. Ushrir intenta parar los golpes con el escudo pero cuesta defenderse y no poder contraatacar sin nada más que los pies y las manos. Fijaros que el búho salta también para esquivar las patadas y golpes del comandante de la milicia, es un combate algo desigual y dramático en unas condiciones muy precarias para el valiente enano.

El esfuerzo de Ushrir se ve recompensando cuando el resto de enanos de la milicia acuden al rescate, alertados por los gritos y alentados por el valor de su comandante. Este refuerzo es decisivo y juntos ponen fin al combate “matando” al búho a puñetazos y patadas (búho muerto  – “b” en rojo en imagen abajo).

Ushrir y Rigoth han sufrido daños numerosos pero son heridas superficiales a consecuencia de los picotazos, es muy posible que el doctor Kumil pueda curarles con un poco de tratamiento.

Con este combate la situación alrededor del campamento está bastante despejada de presencia enemiga.

Sólo en la parte sudeste del mapa hay todavía varios cuervos merodeando pero están lejos y no suponen una amenaza si no se desplazan hacia el noroeste.

Es momento de mejorar un poco las condiciones de la atestada guarida. Aunque hay bastante alcohol disponible, disponer de agua fresca mejorará el ambiente.

Para esto nada mejor que usar el bloque de piedra comprado a la caravana para construir un pozo y aprovechar el agua del acuífero que hay en el nivel inferior (nivel 102). Vendrá bien para curar heridas y saciar la sed para aquéllos que son más abstemios y prefieren bebidas más indoloras.

Kumil hace un buen trabajo parcheando las heridas de Ushrir y Rigoth y ambos muestran haberse recuperado muy bien del combate con el búho.

De nuevo hay 18 enanos (y un bebé) fuertes y saludables.

Rigoth, ya recuperado, procede a cavar un túnel de enlace en el nivel 104 (justo un nivel por debajo de la superficie) desde la entrada de la guarida hasta el agujero cavado al sudoeste.

De este modo puede trabajar seguro bajo tierra y evitar que pueda volver a ser atacado por algún bicho volador que le vea desde lejos. Cuanto menos se atraiga la atención de los búhos y cuervos que merodean esta zona, mejor.

Rigoth parece entender perfectamente lo que se pretende y cava como un poseso.

Sabe que es por su seguridad y no desperdicia ni un segundo.

De vuelta al cuchitril que es el refugio actual de los enanos, las cosas no andan muy bien de ánimo.

El estar tan apelotonados sumado a los recientes ataques, la falta de privacidad y a la escasez de camas para todos, no ayuda a crear un ambiente nada positivo. Algunos muestran estar al borde del colapso y es posible que puedan surgir tensiones que deriven en una trifulca de muy padre y señor mío. La tensión se palpa en cada instante, en cada gesto, en cada acción. No sólo hay enemigos mortales ahí afuera sino que el enemigo también reside en el interior de la fortaleza,  cada enano es un potencial peligro, una bomba de relojería que puede estallar en cualquier momento.

A falta de trabajos que asignar para los enanos hacinados en la guarida, una forma de quemar energías es realizar entrenamiento militar. Algunos de los enanos son reclutados para la milicia y empiezan a entrenarse en el combate cuerpo a cuerpo.

Falta equipamiento de primera calidad así que hay que tirar con lo puesto y con lo poco que se puede forjar a base de huesos de animales y el cuero generado gracias a la piel del caballo y los dos Yak sacrificados anteriormente. Todo es reciclable y usable en esta fortaleza, nada se desperdicia. Cualquier hueso, cualquier trozo de piel y cualquier parte útil son usados para cualquier finalidad, por muy estrambótica que parezca. Nunca antes un grupo de enanos había hecho un uso tan práctico de todo tipo de materiales, la escasez convertida en virtud; cualquier objeto que se puede añadir al inventario convierte en rico al pobre.

El pozo está terminado (ver parte superior, en la sala pequeña a la derecha de la guarida).

Es la primera construcción seria que se lleva a cabo en este lugar y al menos ayuda a mejorar algo el ambiente que se respira en este zulo. La facilidad con que se ha construido el pozo es mérito del acuífero que hay en el nivel inferior, que ha permitido ahorrarse el proceso laborioso que normalmente requiere el crear un depósito-cisterna y el canalizado del agua. Tan fácil como hacer un – channel  – allí donde se quiere instalar un pozo y voilá. El acuífero es un dolor de cabeza pero también facilita algunos trabajos como hemos podido comprobar.

Rigoth ha terminado de construir las escaleras en el gran agujero. Es el momento importantísimo de abrir brecha en el acuífero.

En el nivel 102 se ha diseñado escaleras de bajada/subida como podéis ver en el gif. Es el nivel que está justo encima del acuífero.

A medida que pica para construir las escaleras del nivel 102 el agua del acuífero sale a flote en cada zona cavada.

El nivel 102 queda anegado pero Rigoth ha podido subir las escaleras hacia el nivel 103 (las escaleras del nivel 102 eran de subida/bajada para precisamente poder evitar el quedarse aislado y morir ahogado en este nivel).

Ahora en el nivel 103 Rigoth recibe instrucciones de hacer un canal – channel – en los lados de las escaleras de subida/bajda. Básicamente está quitando el suelo del nivel 103 para dejar a la vista el nivel 102.

Esto hace que el agua del nivel 102 quede expuesta a la temperatura exterior (recordad que estamos en un agujero, con contacto con el exterior) y con el frío del exterior el agua queda congelada en unos instantes.

Arriba lo vemos. El agua va quedando congelada en los laterales, solidificándose. Gracias a ello Rigoth sigue canalizando todo el nivel 103 sin riesgo a ahogarse o caerse porque el hielo le hace de suelo. La impresión es que el enano está cavando su propia tumba porque está destruyendo el suelo que le sustenta, pero a medida que lo hace el agua se solidifica al contactar con el aire frío del exterior y por tanto lo que antes era una amenaza se convierte a los segundos en su salvación – su nuevo suelo es agua helada. Sustituye material consistente por un material líquido que se solidifica rápidamente por la baja temperatura exterior.

Es tanta la emoción por este proceso de solidificación y de ingeniería que muestra la sapiencia de los enanos, que ya es tarde cuando Rigoth se percata que ha estallado una batalla campal en la guarida.

Varios enanos, cabreados con su situación, han estallado y se han enzarzado en una lucha a puñetazos de una violencia inusitada.

Kumil, el doctor, es el primero en recibir estopa. Quizás alguien no quedó contento con sus suturas o entablillados y le arrea un guantazo que lo deja tieso, conmocionado. Los enanos agradecen así al doctor sus buenas artes…

Kumil es el que recibe la peor parte al empezar la pelea y al quedar atontado los enanos prosiguen su disputa olvidándose de él. El pobre doctor  ha recibido varios puñetazos en la boca del estómago que le hacen perder el aliento y caer inconsciente al suelo. Se oye un CLONG cuando su cuerpo impacta el suelo, ha caído como un tronco.

Uno de los enanos, Bembul, recibe estopa de lo lindo. Le cae encima una tunda de puñetazos y patadas que le han dejado contusiones serias en brazos y piernas. Se diría que le han arreado como si fuera un saco de entrenamiento hasta que uno de los golpes le causa un fuerte dolor en la parte superior de la espina dorsal justo cuando estaba tendido en el suelo. Algún enano ha aprovechado que estaba en el suelo para darle una patada repleta de sadismo.

Cuesta descubrir el foco inicial de esta pelea enanil pero finalmente se consigue. Resulta que su origen ha sido una rabieta del líder de la fortaleza, el enano Fikod.  Manda huevos que sea el líder el origen de todo esto, es un buen indicador de la situación.

Es irónico que haya empezado la pelea él pero lo que es seguro es que no la ha visto terminar. Después de arrearle al doctor Kumil hasta quedarse a gusto, ha recibido su propia medicina y un grupo de enanos le han aporreado de tal manera que ha caído al suelo sin aliento hecho un harapo. Un fuerte golpe en la garganta lo ha dejado casi inconsciente y con ello llega el final de la pelea. Los demás enanos tienen la mirada vidriosa y sus puños están pelados por los golpes que han repartido a diestro y siniestro. Hay varios cuerpos tendidos inconscientes, otros jadean y el niño está acojonado escondido en una esquina. Los daños son serios, hay varios enanos con heridas graves y además el doctor Kumil, el único que puede hacer algo para reparar huesos y suturar heridas, ha recibido tanta leña que está en el suelo inconsciente y no lo reconoce ni su madre.

Lo peor es la granja. En la refriega varios enanos se han pateado toda la zona de cosecha machacando las semillas y dejando la granja como un Picasso. Todo el trabajo realizado ha sido despezado en unos instantes de locura, comprometiendo el futuro de la fortaleza.

Dishmap, el enano granjero, uno de los siete originales que llegó a este lugar, mira apenado lo que queda de la cosecha.  Todo el trabajo perdido, no sabe si podrá recuperar las semillas porque el destrozo es enorme. Sus ojos están inyectados en sangre y hay riesgo de que estalle otra pelea. Echa espuma por la boca mientras recorre lentamente su otrora lugar de trabajo. A su alrededor hay enanos escupiendo sangre, otros que se tocan huesos rotos y otros que intentan reanimar a los inconscientes…

Pero por suerte la moral se recupera. La pelea ha calmado los ánimos y algunas semillas se recuperan…se diseña de nuevo la zona de cosecha para cultivar.

Eso sí, se ha creado una zona para cosechar un poco más alejada del zulo enanil para evitar que futuras peleas causan destrozos que pueden ser gravísimos para la supervivencia.

Y por fin Rigoth puede ver su obra terminada. El nivel 102 del gran agujero ha sido totalmente cavado y el suelo es ahora una capa de hielo. Esta es la imagen del agujero desde el nivel 103.

Desde el nivel 105 (superficie) hasta el nivel 102 hay un gran agujero abierto que hace que el agua del acuífero esté congelado al estar en contacto con el aire exterior. Ahora se puede picar el hielo y cavar hacia abajo pero hay que hacerlo rápidamente antes de que empiece el deshielo. Se puede forjar aquí un futuro hogar más seguro o que se convierta en una tumba…

Pero la buena noticia del acuífero se apaga rápidamente…el corazón de los enanos se detiene cuando de pronto, todavía algo atontados por los acontecimientos recientes, descubren que uno de los cuervos ha llegado a la entrada de la guarida, su cuerpo tumefacto y pútrido está justo encima, en el nivel 104. Y en el exterior le sigue un grupo de cuervos más.

Estos seres abominables han puesto por fin sus miras en los enanos y ahora vienen en busca de sangre y de carne viva en un ataque organizado, justo en el peor momento posible después de la dura pelea entre los enanos. Fikod, el líder que inició la pelea reciente y que todavía arrastra heridas y contusiones, es pillado fuera de la entrada a la fortaleza, rodeado de cuervos zombies sedientos de carne enana. Está atrapado…

La solución es poner en pie de guerra a todos los enanos con rango militar o con algo de entrenamiento militar. El combate es sangriento, duro, desequilibrado.

Bombul, el enano que recibió una paliza en la pelea reciente, cae muerto a picotazos, su cuerpo hecho jirones sanguinolentos.

La muerte genera más muerte. El tallador de huesos Likot también cae muerto por los cuervos.

Los no muertos no conocen la fatiga, no conocen el miedo, su ataque es insistente, imparable.

Chartongs the Everlasting Turmoil-Shames, así se le pasará a conocer. Es un cuervo asesino, el asesino de 12 enanos de la fortaleza.  Eran varios los cuervos que realizan el ataque pero es él el brazo ejecutor, la bestia, EL Cuervo, el asesino despiadado, el destructor de enanos.

Shem, Likot, Bombul, Dishmab, Ushrir, Fikod…la lista es larga, todos muertos, 12 enanos en total. Chartongs será recordado para siempre como una bestia de ojos rojos, un monstruo sanguinaria de uñas afiladas y de aliento apestoso. Sus garras están repletas de la sangre de los enanos a los que ha dado muerte. Para los 12 enanos caídos en combate sólo hay la esperanza de que encuentren reposo y no recobren la vida.

Con la sensación de que este lugar está viviendo sus últimos estertores, en medio de un campo de batalla ensangrentado, repleto de cuerpos destrozados, con la sangre salpicando este lugar nigromántico, terrorífico, repleto de monstruos, cuesta creer que todavía hay algún enano que se defiende con valentía y tesón, hasta su último aliento. Dos enanos siguen apenas en pie y uno de ellos da un golpe decisivo, vital, al asesino de enanos.

Los dos enanos han mordido y golpeado con todas sus fuerzas. Uno de los golpes, realizado con el puño izquierdo por el enano Reg Konosrulush, golpea con fuerza en la cabeza del cuervo sanguinario y su cabeza cae destrozada, su cuello roto, los tendones destrozados.

Con este golpe la batalla termina, hay sangre y muerte por todas partes. Curiosamente no se encuentra el cuerpo del cuervo Chartongs, es como si se hubiera evaporado. ¿Es posible? Los enanos no lo saben, sólo que ha desaparecido, sin dejar rastro. ¿Es posible que en futuro aparezca de nuevo este cuervo, sin su cabeza, todavía sediento de sangre mientras el resto de su cuerpo putrefacto pide venganza por la pérdida de su cabeza?

La situación es dramática. De los 19 enanos 12 han perecido y los que han sobrevivido están en pésimas condiciones, tanto anímicamente como físicamente. El combate ha sido durísimo, sangrante, un golpe al futuro de la fortaleza y a las posibilidades de supervivencia.

Mientras los vivos se recuperan y vendan las heridas, los muertos se pudren lentamente afuera. Un silencio triste y consistente cae sobre TuftedStockades. Pero al poco se oye algo extraño, un ruido que suena cotidiano, tranquilizador: TAC, TAC, TAC…el enano Tulon Kogangman ha cogido la pica de Rigoth, que está muy malherido, y ha empezado a cavar en el nivel 102 del agujero abierto por este último anteriormente.

La vida sigue y el tiempo apremia. La muerte todavía está presente, los peligros son innumerables pero Tulon sabe que no queda más remedio que seguir adelante.

Las consecuencias de lo ocurrido no tardan en pasar factura. La cría de enano, no soportando lo ocurrido, estalla y empieza a murmurar y a comportarse como un loco.

No bebe, no come y sólo hace que murmurar y gritar a veces de forma terrorífica. Ha perdido la chaveta y es evidente que más muertes esperan su turno en TuftedStockades. La pérdida de sus padres ha sido demasiado para su frágil mente.

Tulon sigue cavando, el invierno acaba de llegar. El enano no sabe si está cavando un hogar seguro o una tumba pero no tiene más remedio que seguir picando hacia abajo. Está picando sobre el hielo congelado del nivel 102, construyendo rampas.

Estos son los 7 supervivientes de la fortaleza, por ahora.

De estos Cheng, el niño, está condenado a morir de locura mientras que Degel, Rigoth y Sarvesh tienen heridas muy graves que necesitan tratamiento intensivo.

La situación de la fortaleza en cuestión de reservas es la siguiente.

Hay mucha bebida y comida pero es extraño porque ahora es la preocupación menor viendo en qué estado ha quedado todo. El enano Reg Konosrulush que fue quine decapitó al cuervo Chartongs,  es nombrado líder de TuftedStockades por la demostración de valor que mostró durante el combate. Se merecería mucho más pero de momento ha de conformarse con esto, que no es tampoco ningún premio viendo el estado lamentable en que se encuentra el proyecto enano en este páramo terrorífico.

De pronto hay un grito de éxito de Tulon: ha encontrado piedra en el nivel 99. La brecha del acuífero ha tocado suelo, piedra. Es un sonido esperanzador.

La esperanza siempre late con fuerza, nunca hay que perderla.

——————————————————————————————————————————–

Este ha sido el capítulo por hoy, un capítulo que demuestra mucha de las virtudes del juego. Sin apenas haber podido hacer nada a nivel de construcción la diversión no obstante ha quedado garantizada por los acontecimientos, como habéis podido comprobar si habéis seguido el reporte hasta aquí. Pocos juegos ofrecen situaciones tan divertidas, tensas y emocionantes como el DF y eso que estos enanos no han construido apenas ni siquiera una entrada a la fortaleza que sea digna de tal nombre. En apenas 3 estaciones (3/4) de año hemos vivido unas experiencias brutales y en este reporte hemos podido comprobar la variedad de situaciones que se producen en un entorno tan hostil y complicado.

Me gustaría destacar varios aspectos de este reporte. Por un lado hemos podido ver hasta qué punto afecta a los enanos un entorno hostil así como unas malas condiciones de vida y cómo responden ante ello. La batalla campal a puñetazos que ha tenido en la madriguera entre ellos por el hacinamiento y por no verse cumplidas algunas de sus preferencias y necesidades individuales, refleja la tensión por las malas condiciones de vida a la que están sometidos y el efecto que esto tiene en su psique. Los enanos son personas con sentimientos, recuerdos, necesidades y preferencias (que pueden ser distintos de un enano a otro) y, si no se cumplen, al final acaba explotando por algún lado. En el reporte anterior al verse desnudos se enfadaron mucho y ahora, la suma de falta de privacidad, el hacinamiento, el dormir en camas junto a otros enanos, la falta de un comedor etc., acaba haciendo que alguien explote porque no resisten la situación y necesitan desfogarse.

También hemos podido ver que aparte de tener vida, sentimientos y preferencias, los enanos sufren daños que están focalizados (un labio partido, una oreja mordida, un dedo de la mano izquierda roto, etc.). El que cada parte del cuerpo esté representada ya genera de por sí unas historias increíbles, en las que es factible ver enanos con amputaciones, merma de habilidades por falta de movilidad, etc. El trabajo en la enfermería vendando dedos, brazos y entablillando miembros no es algo inventado, es tal y como ocurre. En otros juegos, como Gnomoria y Rimworld, ya han llegado a avanzarse un poco al DF y permiten sustituir miembros por prótesis. Supongo que no tardaremos mucho en ver algo aparecido en el DF aunque al ser un juego de toque medieval dudo que veamos prótesis al estilo del Rimworld, que es scifi puro y duro. Al fin y al cabo estamos hablando de un mundo al estilo Señor de los Anillos, no Blade Runner.

Finalmente, quiero hablar sobre la genialidad en la forma en cómo el jugador ha tratado el tema del acuífero. Ese agujero que ha cavado construyendo escaleras de subida/bajada para luego usar el frío exterior para solidificar el agua líquida, demuestra el conocimiento que tiene del juego y de la física del mismo. La idea que se esconde de fondo es que el jugador quiere cavar por debajo del acuífero mientras el agua es sólida (el agua sólida es tratada entonces como una piedra que puede picarse) para meter a los enanos allí y que estén más seguros. Luego tapará la brecha antes de que llegue el deshielo y aumente la temperatura. Llegado ese momento el agua volverá a su estado líquido, aislando a los enanos del exterior y haciendo que sea el seguro de vida de la fortaleza. ¿Quién podrá entrar a la fortaleza cuando hay un mar de agua encima que la aísla del exterior?

Así que nos encontraremos que cuando llegue el invierno será el momento en que el jugador podrá abrir un enlace con la superficie pero cuando llegue el tiempo caluroso la fortaleza quedará atrapada, sellada por un mar de agua. Esto tiene cosas buenas y malas. ¿Qué pasará con las caravanas y los inmigrantes que lleguen cuando haya agua líquida sellando la entrada?

Os animo a seguirme, esto no acaba más que comenzar. Si os pensáis que habéis visto ya lo mejor, andáis totalmente equivocados.

Esto es Dwarf Fortress. Y no os llevéis a engaño, DF no es un juego de enanos. Es un generador de historias.

Posted in Dwarf Fortress, Historias del Dwarf Fortress | Etiquetado: | 5 Comments »

TuftedStockades – Un embarque sin nada

Posted by agustibarrio en 12/11/2014

La magia Matrix del Dwarf Fortress

TuftedStockades – Embarcándose sin nada.

Los que conozcáis bien el Dwarf Fortress y tengáis un nivel aceptable con él sabéis que este juego es una cuesta arriba constante en el que van saliendo siempre obstáculos y dudas que requieren conocer bien la física del juego así como la manera en cómo los líquidos son tratados, entre otras muchas cuestiones. ¿Cómo construyo un pozo? ¿Cómo dreno un acuífero? ¿Cómo consigo que un terreno árido sea fertilizado para poder plantar semillas? ¿Cómo construyo un puente o una trampa avanzada? ¿Cómo construyo una cascada sin inundar la fortaleza? Preguntas de este tipo hay a decenas porque el DF es muy complejo y al tener una física y un tratamiento de fluidos muy realista hace que tengas que plantearte las cosas tal como harías en la realidad.

Pongamos que estamos jugando al Minecraft que seguramente muchos conocéis por haberlo jugado o haber visto algún gameplay. Minecraft, a pesar de su fama y de ser un juego bastante divertido, falla mucho en su recreación realista de los fluidos y de la física para no decir que falla estrepitosamente. En DF si cavas un agujero y no sostienes el techo éste se viene abajo mientras que en el Minecraft los cubos que quedan cortados siguen suspendidos en al aire de forma milagrosa y rompiendo todas las leyes de la física. En Minecraft tú lanzas agua con un cubo en una zona alta y ésta sigue fluyendo eternamente, no se consume, como si el agua lanzada del cubo fuera una fuente interminable. Sí que se mueve hasta cierto punto o deja de hacerlo si bloqueamos o desbloqueamos el paso pero no es un tratamiento realista, no tiene presión sobre los cubos que hay a su alrededor, no se consume, fluye pero no lo hace como en el DF. Si lanzaras un cubo de agua en el DF al suelo el agua cubriría el terreno hasta desaparecer, no fluiría eternamente como en el Minecraft. Si la cisterna de un pozo en el DF está repleta de agua y sigue llegando agua hasta allí, la presión del fluido hará que la cisterna se llene hasta rebosar, haciendo que se cuele por la boca del pozo y empiece a encharcar el suelo, a invadir la fortaleza, fluirá porque tiene vida, sigue las leyes de la presión y las leyes físicas conocidas y no se parará hasta invadir cada recodo del mapa.

Comportamiento no realista del agua en Minecraft

Esta complejidad y realismo del DF hace que aprender a jugarlo requiera aplicar la lógica que dicta la física además de sortear la interface arisca del propio juego. ¿Y qué pasa si, conociendo todo esto y sabiendo perfectamente a lo que nos enfrentamos, decidimos embarcarnos para vivir en una zona casi imposible, sin prácticamente nada para ayudarnos a facilitar las cosas? ¿Por qué complicarse la vida, podéis preguntar? Yo os podría responder que cuando conoces bien este juego los retos imposibles son sinónimo de diversión, es la forma de poner en práctica todo lo aprendido y de afrontar las situaciones más dramáticas poniendo tus conocimientos del juego al límite.

Lo que voy a contaros en los próximos reportes en este blog es una historia imposible donde aprenderemos lo que este juego puede ofrecer en una situación dramática, épica, que bordeará la hecatombe en cada entrada pero que os dejará totalmente atrapados a la lectura. Servirá para aprender muchas cosas avanzadas del juego y disfrutaremos con una historia increíble, de las que sólo un juego como el DF puede generar. La lectura de esta historia es de las que crea afición y nuevos reclutas. Es posible que no entendáis algunas cosas pero con que os quedéis con la idea será suficiente. Es una buena manera de aprender leyendo y viendo lo que este juego puede ofrecer.

Como todavía el juego en su versión actual no es estable, es una buena manera comenzar la reactivación de este blog explicando esta historia que me llevará unas cuantas entradas. Esto permitirá que la versión del actual DF esté más pulida antes de intentar adentrarme en futuros proyectos.

Todo lo que explique en este AAR es real, no hay interpretación ni figuración alguna. No hay intención de edulcorar o ambientar nada, todo lo que explico es real , ocurre tal como lo cuento. Si un enano pierde un dedo o está desnudo es así, no es inventado ni una abstracción.

Dicho esto, esta historia no es mía. He solicitado permiso en el foro oficial para traducir y colgar el AAR traducido y con retoques en las imágenes para que sean más comprensibles. Las imágenes originales no son mías, yo me he limitado a maquetar alguna para ofrecer más información y facilitar la comprensión. Al final del reporte hago algunas reflexiones para aquellos de vosotros que no conozcáis el juego lo suficiente para entender lo que se esconde detrás de él. Si consideráis oportuno podéis decir la vuestra o preguntar lo que os haga dudar o no comprendáis.

Vamos a ello. Preparad las palomitas, apagad las luces. Comenzamos.

———————————————————————————————————————————————————-

TuftedStockades es el nuevo hogar de la comitiva de 7 enanos de esta historia, aunque llamarle hogar es de cínicos. De hogar tiene más bien poco ya que es un lugar desolado, sin árboles (no hay madera pues), entre dos ríos, rocoso y además peligroso, muy peligroso. El lugar está HAUNTEDencantado – y no precisamente de seres mitológicos, al contrario. Para más inri el lugar es un gran acuífero lo que significa que el suelo es pantanoso  y se desliza con facilidad, así que cavar hacia el interior se convierte en una tarea peligrosa, aventurada.  Ponerse a cavar significa generar una charca de agua impracticable.

¿Podemos complicar todavía más las cosas? Sí. La comitiva enana ha partido sin nada, sin comida, sin madera, sin materiales de apoyo para su empresa arriesgada, sin animales ni mascotas.  Llegan con lo puesto y con el carro de la caravana, nada más. Esto significa que no podrán cavar hasta que no llegue la primera caravana comercial porque para no disponer no disponen ni de una pica. Tampoco tienen habilidades especiales para hacerlos más competitivos en alguna empresa, todos parten con conocimientos nulos.

Uzol, Likot, Fikod, Ushrir, Sarvesh, Dishmb y Bembul, estos son los 7 enanos suicidas. Con su nombre bastará, estos héroes deben construir algo que tenga sentido en este rincón desolado y peligroso pero lo deben hacer sin nada en las manos. ¿Lo conseguirán?

Hay un río al noroeste y otro al sur, los enanos han aparecido en el centro del mapa. Todos estos enanos van a morir tarde o temprano, es cuestión de tiempo. Sólo falta confiar que sea más tarde que pronto. De momento la impresión es mala. No hay bosques, el agua está congelada y el páramo que les rodea no promete nada bueno. Habrá que esperar que la temperatura aumente y el agua fluya. Si el agua no deshiela no hay nada que hacer porque es el único recurso de donde extraer alimentos…

Sin madera que recolectar los enanos hacen lo único que pueden hacer para agenciarse con una poca: desmantelar el carro de la comitiva. Con la madera que se obtiene se construye un taller de carnicería (Butchery), una curtiduría (Tannery) y un taller de labranza (Farming Workshop).

Sin nada alrededor que sirva para llevarse a la boca y con el río congelado que impide pescar, la única fuente de alimentación son los dos animales que han venido con la caravana (por defecto son los que arrastran el carro). Sin nada que cazar – al contrario, el riesgo es que los enanos sean cazados – la única solución es alimentarse de estos dos animales. Es por eso que se ha construido la carnicería y la curtiduría, que son importantísimos y más en un territorio como este. El riesgo de matar un animal y que este reviva es muy grande así que tan importante es conseguir su carne como asegurarse que la piel, los pelos y los restos del animal no se “levanten”. Con el fin de asegurar el tiro se decide matar a uno solo de ellos para procurarse de la carne suficiente para sobrevivir hasta que el río deshiele. El escogido es el Yak, una especie de bisonte con cuernos que sirve como animal de tiro.

Los peores  sueños se ven cumplidos cuando, ya descuartizado, el pelo del Yak decide volver a la vida mientras es tratado en la curtiduría, pero por suerte los enanos terminan con la energía maligna del que ha sido impregnado y el pelo vuelve a su estado natural. No hay que lamentar heridos ni daños secundarios pero es un recordatorio para todos de que descuartizar es una operación peligrosa en este entorno; es un aviso de lo peligroso que es realizar en este territorio cualquier operación con la carne de un ser vivo que en otro sitio sería rutinario. El otro animal que todavía sigue con vida, un caballo, deberá esperar su turno. Es de suponer que de saberlo el animal decidiera marcharse cagando leches, haga lo que haga su futuro no será nada bueno. No hay sitio para los animales vivos en este lugar y morir tampoco asegura que todo termine.

¡Hurrah! El agua ya fluye con normalidad, ha llegado el tiempo cálido y el río suena con fuerza. El río es vida y por un momento los enanos respiran animosos a pesar del ambiente nigromántico que rodea el lugar. Al menos los enanos no morirán de deshidratación aunque no asegura que no lo hagan por otras causas.

Los enanos se trasladan al noroeste, cerca del río, para empezar a explotarlo pescando sin perder tiempo en viajes. Los más fuertes reciben la asignación de empezar entrenamiento militar. Aunque sin armas ni equipamiento adecuado al menos podrán entrenarse con los puños y, a falta de poder hacer más cosas por el momento, buenas son las artes militares. Para intentar darles algo con lo que equiparse se decide construir un par de talleres de arte (crafteo de objetos) para forjar armaduras y cascos con los huesos del Yak muerto.

Uno de los enanos decide dar un paseo por la zona y descubre un cuervo (raven) muy extraño. Mientras el cuervo desciende aleteando se revela su verdadera naturaleza: el cuervo está muerto, la podredumbre de su cuerpo así lo demuestra pero por suerte no parece haber visto al enano y sigue su trayecto sin molestar a nadie. Habrá que andarse con ojo, por esta vez ha habido suerte pero los no muertos no son amigos de los vivos.

La primavera sigue su curso y los enanos siguen pescando y forjando objetos con caparazones y huesos de lo poco que tienen a mano (básicamente de lo que consiguen pescar, a veces alguna tortuga). Eso sí, con un ojo siempre sobre el cuervo por si acaso, aunque el no muerto da vueltas lejos de los enanos.

Pero la suerte no siempre dura y unos cuantos cuervos muestran un inusitado interés por estos pequeños nuevos invitados al territorio. Los enanos se agrupan para defenderse de la amenaza.

Pero acaban haciendo lo que haría cualquier ser vivo ante la visión de unos cuervos no muertos: se dan a la fuga con presteza. Sin camas ni lugar donde dormir, los enanos lo hacen allí donde caen rendidos y cuando los cuervos dejan de husmear los enanos vuelven al trabajo.

Llega el verano. Es un momento agridulce porque aunque por un lado las cosas se han estabilizado, siempre y cuando los Cuervos mantengan las distancias, pero por otro significa que queda poco para que venga la primera caravana comercial y no hay mucho con lo que comerciar. Además, para empeorar las cosas, el caballo que todavía queda vivo presenta un aspecto muy demacrado. Sin nada que poder echarse a la boca (no hay pasto, ni hierbas, ni nada que pueda comer) hay un riesgo grande de que el animal se muera por inanición y que acabe resucitando con intenciones nada saludables. Es momento de volver al peligroso proceso de matar y descuartizar.

Los enanos se preparan para este duro y largo verano que les queda por delante.

Quizás debido al calor veraniego los enanos muestran unos comportamientos poco usuales y uno de ellos decide tomar un desayuno en la parte menos profunda del río. Por suerte, y gracias al bajo nivel del agua, el enano se termina el tentempié sin problemas.

Para llevar a cabo el sacrificio del animal – caballo -, se montan de nuevo los talleres de la curtiduría y la carnicería y eso implica que previamente se ha tenido que desmontar el taller de crafteo y la pesquería. La falta de madera obligar a dar estos rodeos de montar y desmontar talleres.

Por suerte esta vez el proceso va como la seda y ninguna parte del caballo, ya descuartizado, revive para dar guerra a los enanos.

Mientras prosigue el verano los suministros de comida y los objetos de artesanía se van acumulando en los almacenes. Al menos los enanos no se morirán de hambre y la visión de tanta comida es una buena señal para lo que pueda ocurrir en el futuro, sobre todo cuando el río vuelve a helarse.

Un grupo de inmigrantes acaba de llegar, sólo cabe pensar que han sido engañados para venir hasta aquí porque poco hay en este sitio que lo haga atractivo para nadie en las presentes circunstancias. No obstante no sería de recibo decir que no son bienvenidos, aunque con una cierta preocupación porque más población significa más bocas que alimentar y el río no puede suministrar de forma indefinida la alimentación requerida. El peligro de morir de hambre sigue siendo una posibilidad dramática.

Se ordena poner a trabajar a todos los enanos. Uno de los recién llegados es un albañil experto que sin duda tendrá mucho que aportar cuando tenga acceso a piedras y rocas. La mayoría reciben instrucciones de pescar y otros son reclutados para la milicia y empiezan a realizar entrenamiento militar.

Quizás debido a la llegada de más enanos los cuervos zombies aparecen a observar el panorama junto con varias cabras montesas (también zombies).

La retirada es lo único que se puede hacer…

Los enanos mueven el campamento buscando pastos más tranquilos lejos de los undead.

Tanto movimiento provoca las primeras quejas, falta comida…

En el nuevo emplazamiento se da más cancha de movimiento a los enanos para así poder intentar reducir la necesidad de comida.

Cuando la situación se vuelve más segura y tranquila los enanos recuperan su antiguo emplazamiento, que está mejor ubicado.

Se reanudan las operaciones de pesca para conseguir alimentos. A falta de picas para cavar, poco más se puede hacer hasta que no llegue la primera caravana. Se han construido algunos objetos para poder intercambiarlos con los comerciantes para cuando lleguen, pero exceptuando esto poco más se puede hacer. La espera se hace eterna y muy peligrosa con tanto zombie suelto…

Las cabras montesas vuelven a aparecer pero no parecen interesadas en los enanos…

Las reservas de comida/bebida indican que los enanos llevan varios meses privados de alcohol pero en cambio disponen de comida suficiente como para sobrevivir hasta la primera caravana. La supervivencia es factible, ¡se puede conseguir!

En previsión de la llegada de la primera caravana comercial enanil, se desmontan todos los talleres y se construye el depósito comercial para dar cobijo a aquélla.

Pero la situación estalla. Mientras se están designando las armaduras que llevarán unos y los vestidos que llevarán otros, algunos de los enanos se quedan desnudos y, molestos por ver sus partes íntimas al aire, empiezan a zurrarse entre ellos: ¡¡¡Tantrum attack!!!

Hasta 4 enanos entran en espiral y empiezan a pelearse entre ellos. Los objetos del almacén saltan por todos lados, comida, pescados y otros objetos varios. ¡Es una pelea entre enanos de las buenas!

Se produce un momento de gran tensión cuando uno de los enanos, guanteado a base de bien, cae en el río, en la parte profunda. Es un momento de gran dramatismo porque lo que cae muerto aquí vuelve a la vida representando una amenaza terrible.

Pero por suerte es un buen nadador y consigue volver a la superficie…

La caravana llega justo cuando los enanos se han tranquilizado. El reparto de leña ha suavizado la mala leche pero el lugar parece un campo de batalla con objetos tirados por todos lados.

Muchos enanos han sufrido heridas, sólo cabe confiar que ninguna sea demasiado seria. Por suerte casi todos son básicamente arañazos y magulladuras varias. Es como un campo de batalla en miniatura, con todo de objetos repartidos por todo el campamento.

La caravana avanza con cierta incredulidad al ver el panorama que se abre ante sus ojos. No hay construcción alguna levantada y los enanos que acampan al lado del río parecen magullados, con ropajes hechos jirones. Todo tiene un aire ciertamente surrealista…

El enlace comercial se presenta, todavía mirando a su alrededor bastante sorprendido. Explicarle la situación será complicado, ciertamente.  Llevará algún tiempo ponerle al día…

El enano que peor parado ha salido de la reciente pelea enanil es Shem, que ha recibido varios puñetazos en las tripas y el hígado. Está algo atontado y dolorido…

Es momento de comerciar.

Sin hierro ni otro material disponible, se descarta adquirir un yunque y en cambio se adquiere lo siguiente:

  • 100 unidades de varios tipos de bebida alcohólica.
  • Semillas de todo tipo excepto dimple cup.
  • Dos cubos  que vendrán bien para curar a Shem.
  • Un poco de comida de refuerzo.
  • Hilo y ropa muy limitado para la futura enfermería.
  • Un bloque de piedra.
  • Un poco de piedra, con esto y con el bloque se tendrá la habilidad de hacer mecanismos y otros aparatos mecánicos.
  • Un poco de madera. Se necesitan camas para mejorar el ambiente enrarecido que se vive ahora mismo en la “fortaleza”.
  • Y lo más importante…una pica de cobre.

La llegada de la caravana permite que llegue la esperanza. La pica de cobre permitirá, por primera vez, empezar a cavar hacia las profundidades pero no promete que el futuro vaya a ser un lecho de rosas, ni mucho menos. El terreno es un acuífero y el agua impedirá que se pueda cavar mucho más hondo a no ser que se drene de alguna manera. El ambiente nigromántico que se respira alrededor tampoco ayuda a ser positivo. Sólo hay esperanza pero esta no garantiza que el futuro de la fortaleza está asegurado…

———————————————————————————————————————————————————

Bien, este es el primer reporte de este AAR que como veréis va a adquirir tintes épicos. Al ser un AAR sobre una partida tremendamente compleja, en una situación de altísima dificultad, nos permitirá ver en acción a un gran jugador, experimentado y estudiar de primera mano cómo se plantea los retos que van saliendo. Algunas cuestiones no se explicarán con detalle pero yo intentaré acompañar las imágenes con un texto suplementario para que se entienda un poco más.

Como habéis visto, el jugador no podía cavar porque no tenía pica alguna, así que ha sobrevivido con lo puesto y viviendo del día a día especialmente con la pesca y el sacrificio de los dos animales de tiro iniciales. También hemos visto que se puede desmantelar el carro y levantar y desmantelar los talleres en función de las necesidades más inmediatas. La amenaza principal en este mapa es que los muertos se levantan, así que cada muerte, ya sea un animal o un enano por causas naturales, puede generar muchísimos inconvenientes. Es por eso que cualquier muerte accidental antes de la llegada de la caravana podría haber sido terrible para el futuro de la comitiva.

Espero veros en el próximo reporte para seguir las aventuras de estos enanos que puedo aseguraros que nos tendrá a todos en vilo.

Gracias por leerme y nos vemos por aquí.

Posted in Dwarf Fortress, Historias del Dwarf Fortress | Etiquetado: | 6 Comments »