Fortaleza Enana

Un lugar para hablar de juegos muy especiales

Archive for the ‘Juegos de temática Dwarforniana’ Category

Construyendo una base espacial: juegos de ayer, hoy y mañana.

Posted by agustibarrio en 09/03/2015

Spacebase DF-9 es un juego financiado a través de Kickstarter que ha cosechado unas críticas muy negativas y que viene a demostrar que no siempre lo que sale en esta plataforma de financiación tiene por qué ser bueno a pesar de que se financió con holgura y que las expectativas y el hype eran enormes. La premisa del juego era construir una base espacial donde acoger a diversas especies alienígenas y gestionar la vida diaria en ella, un juego al estilo del fantástico Startopia, juego del que hablé en su momento en mi blog (dejo link).

https://fortalezaenana.wordpress.com/2012/03/22/startopia-un-juegazo-de-culto-del-2001-odisea-en-el-espacio

Startopia es sin duda el referente en cuanto a juegos de bases espaciales y desde que salió apenas ha habido juego que pudiera hacerle sombra, así que eran muchos los que esperaban que el Spacebase DF-9 fuera el sucesor esperado actualizado a tiempos modernos, pero desgraciadamente la cosa ha quedado en intención y poco más.

El fracaso de Spacebase DF-9 es curioso porque se consiguió el dinero que se pedía – y además con creces – y las intenciones y propuestas de los desarrolladores – Double Fine – eran inmejorables para atraer a una gran masa de fans de los juegos de gestión, incluidos muchos jugadores veteranos de juegos como el Dwarf Fortress. ¿Qué falló entonces? Es difícil de explicar pero las alarmas empezaron a sonar cuando el juego empezó a recibir actualizaciones con una numeración que indicaba que se estaba acercando la fase de lanzamiento final pero sin que realmente se estuvieran aportando novedades sustanciosas que aportaran la jugabilidad prevista en la campaña Kickstarter. De pronto el juego estaba oficialmente finalizado con gran parte del contenido prometido sin implementar, con muchos aspectos dejados a medias y basando la futura vida del juego a los modders. Esto provocó una oleada de quejas masivas en los foros que todavía continua, con muchos compradores que siguen echando pestes en el foro de Steam para evitar que Double Fine siga vendiendo el juego al precio actual (unos 20 euros) y alertar de paso a los posibles compradores del hecho de que el juego ha sido abandonado y que no cumple ni la mitad de lo prometido.

Se argumenta por parte de algunos que el juego es divertido pero sólo es cierto durante un rato, luego se hace evidente la falta de profundidad del mismo y la escasez de argumentos que hubieran permitido competir con un juego como el Startopia, su competidor histórico directo. Fue curioso ver la estupefacción del personal cuando Double Fine iba sacando las actualizaciones con saltos de numeración cada vez más acusados cercanos a la versión 1.0, que era la del lanzamiento final, sin motivo aparente. Normalmente las actualizaciones de los juegos en fase alfa-beta siguen un proceso escalonado – 0.3, 0.31, 0.32, etc – pero Double Fine saltaba de la versión 0.30 a la 0.50 y luego ja la 0.70 y así hasta llegar de golpe a la versión final y adiós muy buenas. Se han escrito varios artículos muy buenos al respecto que se pueden encontrar en la red y leerlos permite tener perspectiva para entender el fracaso y los motivos para semejante sinsentido. Parece ser que los desarrolladores no gestionaron bien los ingresos y contrataron a más personal del debido, obligando a realizar actualizaciones a marchas forzadas para finalmente ofrecer un producto que se ha quedado lejos de lo previsto. Ellos argumentan que el juego ha perdido interés y que las ventas no permiten seguir trabajando en él pero lo cierto es que el juego prometía unas cosas que no se han cumplido y que el fallo ha sido una mala gestión de los fondos obtenidos.

A Double Fine este fiasco le está suponiendo muchos problemas para sus proyectos en marcha, como por ejemplo el juego en acceso anticipado Massive Chalice (http://store.steampowered.com/app/246110) un juego que también se ha financiado vía Kickstarter pero que no ha cosechado tanto éxito en su campaña de recaudación con el Spacebase DF-9. Muchos son los que están posteando en el foro de este juego en Steam para sabotear las ventas de Massive Chalice, un juego que promete mucho y de temática totalmente diferente. De momento parece que aguanta bien la presión y las críticas sobre el juego son muy positivas pero hay hilos donde se ataca a la desarrolladora y los ánimos están algo caldeados. Steam recientemente ha rebajado el precio de del Spacebase DF-9 en una oferta relámpago para intentar suavizar las cosas y dar oxígeno a la desarrolladora, que sin duda ofrece proyectos muy interesantes pero que puede pagar caro a largo plazo el berenjenal de su gestión de Spacebase DF-9. No hay nada peor hoy en día que no atender convenientemente a los fans y encender los ánimos en las redes sociales porque el boca a boca y las malas críticas tienen mucho peso en las ventas.

 

Con el fracaso de Spacebase DF-9 el juego que sigue siendo referente en el género es el Startopia, que se vende a unos 6 euros en Steam y que le da mil vueltas al mencionado arriba, no sólo en profundidad, sino en diversión, espíritu y en filosofía. Sigo quedándome estupefacto al ver la calidad de su motor gráfico, que ya tiene casi 15 años, y sigue sorprendiendo su frescura, su originalidad y su profundidad. No obstante y para mitigar un poco la falta de títulos competentes en este género, recientemente la web de juegos descatalogados GoG (http://www.gog.com/) se sacó de la manga un gran as al sacar en versión HD un gran juego de gestión espacial: Space Colony HD.

Con fuertes similitudes argumentales al Startopia y al Spacebase DF-9, Space Colony permite gestionar una base espacial humana en un planeta hostil, microgestionando ya no sólo la construcción de la base sino cuidando también al detalle los aspectos más personales de la tripulación de la misma – alimentación, salud, diversión, etc – a la vez que explotamos diversos recursos (minerales, plantas con propiedades alimentarias y científicas, etc) que hay en el planeta.

La diferencia con los otros juegos es que Space Colony tiene un pequeño componente de tower defense al tener que crear defensas para atajar la agresividad de parte de la vida alienígena local, mezclando así diversos géneros consiguiendo aportar una gran dosis de originalidad. Lanzado dos años más tarde que el Startopia, ambos juegos ofrecen una alta jugabilidad y se complementan estupendamente, ya que aunque respetan una filosofía común lo hacen con metodologías diferentes.

Así pues, hasta hace poco, a los jugadores que nos gusta el género de gestión espacial nos encontrábamos que nuestra única opción para disfrutar de un juego de este estilo era acceder a estas joyas de principios del siglo XXI, lo cual no dice mucho de la evolución que la industria del ocio para PC ha venido experimentando durante estos años en lo que a este género se refiere. No obstante, y a pesar del fracaso del Spacebase DF-9, existen dos propuestas muy recientes con temáticas bastante parecidas que han despertado mucha ilusión y que ya son una realidad. Una de ellas está ya en Steam a la venta en modalidad de acceso anticipado: Cosmonautica.

http://store.steampowered.com/app/320340/?snr=1_7_15__13

El éxito de este juego radica en que ha cogido aspectos fundacionales del género y los ha mezclado con características del Startopia, Evil Genius (otro juego que reseñé en mi blog), FTL y saga Patrician. Con un aspecto simpático y visualmente muy atractivo, el juego nos pone a los mandos de la gestión de una nave comercial espacial con la que exploraremos planetas todavía por descubrir, haremos negocios en bases espaciales repartidas por la Galaxia y combatiremos contra naves enemigas, sin olvidarnos de gestionar al detalle nuestra tripulación para lograr que estén contentos, sanos y en forma para seguir con sus funciones del día a día. A esto hay que sumar las opciones que permiten mejorar nuestra nave, ya sea ampliando habitaciones, contratando más tripulantes, mejorando armamento o ampliando las bodegas carga, entre otras cosas. Con muchos guiños a un juego tan divertido como Evil Genius, deberemos tratar temas tan espinosos como que un tripulante haya espiado a una de nuestras tripulantes mientras se duchaba, por poner un ejemplo.

Las similitudes con el FTL radican en el hecho de que gestionamos una nave, tanto a nivel de tripulación como en la distribución  de las habitaciones que podemos ir ampliando y mejorando a lo largo del juego. También existe una variedad apreciable de naves distintas y el juego acabará ofreciendo hasta 10 naves personalizables. También como en el FTL, deberemos combatir contra piratas y otras naves que quieren apoderarse de nuestra carga, momento en el que la habilidad de nuestra tripulación tendrá un peso importante.

El juego se vende en Steam (http://store.steampowered.com/app/320340/?l=spanish) y está recibiendo actualizaciones a un ritmo muy alto que deja el juego muy enfocado para su versión final que está prevista  para finales de este mes de marzo principios de abril del 2015. El juego es totalmente jugable y muy divertido a fecha de hoy, aunque evidentemente hay aspectos que equilibrar y algún que otro bug como es típico en juegos de acceso anticipado pero no dudan en sacar hotfixes para solventar los más sangrantes. Las valoraciones de los jugadores que lo tienen atestiguan lo divertido que es y lo mucho que promete, corroborando que este género está necesitado de buenos juegos que sepan captar el interés de una gran masa de fans que esperan algo así desde hace mucho tiempo.

El otro gran juego que ha revolucionado el género de bases espaciales es el sorprendente The Spatials. Actualmente Greenlight en Steam y todavía a unos meses de salir a la venta en esa plataforma, el juego puede adquirirse por 6 euros en Desura, un precio de risa para la jugabilidad  que ofrece y la gran calidad que destila el juego. La compra en Desura garantiza una key para instalar el juego en Steam en el futuro, por si alguien no gusta de esa plataforma y prefiere la de Valve.

¿Por qué uso la palabra sorprendente para hablar de The Spatials? Pues básicamente porque es tremendamente ambicioso, porque recoge aspectos de jugabilidad de diversos juegos muy afamados y mezcla con éxito una batería de géneros, innovando en algunos aspectos y aportando aire fresco.

Con una ambientación visual y unos gráficos que recuerdan a series como Star Trek y a la serie de dibujos Los Jetsons, de la empresa Hanna Barbera, el juego mezcla componentes del género de rol – mejora de habilidades vía experiencia -, con el de gestión y simulación, aderezado con un simpático componente de exploración y con una puntita de de arcade – consecuencia de su parte rolera – que recuerda a juegos como Rimworld, por poner un ejemplo. Básicamente llevamos a un grupo de personajes con diversas habilidades – uno es científico, otro experto en explosivos o en rifle francotirador, etc – que debe gestionar una base espacial en un planeta de la Galaxia. Para mejorar la base espacial estos personajes deberán ir activando tecnologías y nuevo equipamiento vía la consecución de misiones que les llevarán a explorar otros planetas en misiones de carácter diplomático, de exploración, investigación o bien en misiones ofensivas para destruir, por ejemplo, una base pirata. En estas misiones, muy divertidas y dinámicas, visitaremos otros planetas, descubriremos nuevos entornos y una amplia fauna alienígena, recorreremos otras bases espaciales, entablaremos relaciones diplomáticas, ayudaremos a científicos a desarrollar nuevas investigaciones y tecnologías, descubriremos nuevos ítems y productos, etc. Estas misiones permiten desbloquear mejoras y avances tecnológicos que nos darán a acceso a mejores herramientas, armas, equipamiento e instalaciones para mejorar nuestra base principal, a la que empezarán a llegar visitantes espaciales a los que tendremos que mantener contentos satisfaciendo sus necesidades.

Esta variedad de misiones, algunas con un componente arcade acusado (un científico que se vuelve loco, una base neutral que de pronto se vuelve agresiva y nos obliga a pegar tiros a diestro y siniestro), mezclada con la microgestión en la gestión y construcción de nuestra base, viene además acompañada por una divertida gestión de nuestros personajes como si de un juego de rol se tratara, que van ganando experiencia dándoles acceso a un nivel superior de habilidades y equipamiento personalizado que les permitirá cumplir misiones cada vez más retadoras.  Al combinar todos estos géneros este juego innova de una forma muy curiosa, ofreciendo una amplia jugabilidad, con un ritmo de juego que permite satisfacer la demanda de los amantes de la gestión y la construcción así como la de los que gusten de tener momentos más animados y con un componente de aventura y roleo más acusado.

A nivel gráfico y de diseño – incluyendo la interface –  el juego muestra un gran nivel de acabado y ofrece aspectos que denotan que es un juego que ha pasado previamente por tablet (menús interactivos, facilidad para hacer zooms, ventanas con un gran acabado de diseño, etc.). Su aspecto gráfico, que parece simple, es realmente ameno y muy gracioso y le da al juego un aire muy personal. Teniendo en cuenta que el juego recrea más de cien planetas y asteroides, la variedad de fauna y de vegetación que encontraremos es impresionante y no se ha escatimado recursos e imaginación en mostrar esa variedad sin artificios.

Recientemente recibió una gran actualización, la versión 2.4, y otra muy reciente, la 2.5, que mejora muchos aspectos para dejar el juego listo para su salida en Steam. El juego crece a cada actualización a pasos agigantados prometiendo ser un bombazo cuando salga a la venta en Steam, que es donde se prevé que va a tener una acogida muy buena, tanto a nivel de ventas como en crítica. Su desarrollo ha sido muy curioso porque inicialmente salió únicamente para tablets pero más como un fórmula de financiación rápida que como un objetivo. Los desarrolladores pretendían sacar el juego para PC y en vez de usar Kickstarter usaron el mercado de los móviles y smartphones para conseguir así los fondos necesarios que les está permitiendo potenciar y mejorar la experiencia del juego para los jugadores de PC, que es realmente su objetivo final.

Sin duda estamos ante una de las sorpresas de este año que todavía apenas ha comenzado y no puedo más que recomendaros que le echéis un vistazo y más al precio que tiene ahora mismo. Con una mezcla de géneros explosiva, estamos ante un juego que dará mucho de qué hablar durante este 2015.

Anuncios

Posted in Juegos de temática Dwarforniana | Leave a Comment »

StarTopia – Un juegazo de culto del 2001 (¡Odisea en el Espacio!)

Posted by agustibarrio en 22/03/2012

StarTopia – Mucky Foot

Hola de nuevo. Me hace mucha ilusión hablar de este juego que ya tiene más de 10 años (11 para ser exactos), pero es que lo bueno no pasa de moda y Startopia es más que nunca un juego muy vivo. Si echáis un vistazo por la red, especialmente por Youtube, encontraréis un montón de vídeos relacionados con el juego, una larga lista de “Let’s Play Startopia”, “Startopia Gameplay”, “Startopia Walkthrough”, etc y muchos de esos vídeos tienen fecha muy reciente. ¿Cuál es el motivo para ver vídeos tan actuales de un juego que ya tiene más de una década sobre sus espaldas? No me voy a vender presumiendo de ser analista de movimientos sociales (y mucho menos de redes sociales) ni psicólogo del movimiento de masas pero si uno conoce un poco las novedades más recientes en el mundo del pc pues es fácil ver que hay una tendencia (vamos a llamarla “nostálgica”) que lleva a muchos jugadores a la búsqueda de juegos antiguos, muchos descatalogados o perdidos en la niebla del tiempo. Viene a enlazar con lo que está ocurriendo con el mundo “indie” para PC en el que están apareciendo juegos de bajo presupuesto pero con una jugabilidad extraordinaria (el caso de Project Zomboid, Minecraft, Tows o Dwarf Fortress) y que tienen más raíces con el estilo de los juegos antiguos que con los lanzamientos más comerciales de la actualidad.

El surgimiento además de plataformas digitales de distribución de juegos clásicos y antiguos como GoG (http://www.gog.com/), que se ha visto secundado rápidamente por las grandes distribuidoras como Steam y Gamersgate, han permitido el redescubrir verdaderas joyas que muchos desconocían y han cubierto esa tendencia nostálgica a “volver al pasado” que parece que impera cada vez más. Así resulta más fácil comprender cómo pueden tener éxito juegos tan radicalmente opuestos a por ejemplo los Medal of Honor en los que prima los gráficos y la “casualización” por encima de la complejidad y la jugabilidad. Mi reciente entrada en este blog sobre Evil Genius y el Project Zomboid es una muestra de que los juegos antiguos o con un aspecto “retro” tienen una gran acogida actualmente y GoG (especialmente) y el resto de plataformas mencionadas arriba han sabido sacar tajada de ese nicho de mercado para volver a distribuir juegos que hasta ahora eran realmente muy complicados de conseguir, a no ser que se acudiera a mercados como ebay o a centros comerciales donde tuvieran alguna copia física de segunda mano (Game, Carrefours, Mediamarkets, etc). No sólo eso, es que además Steam, Desura y Gamersgate se han erigido como defensoras de proyectos muy minoritarios, juegos “indie” de bajo presupuesto la gran mayoría, permitiendo una mayor comercialización de productos muy marginales. Así por ejemplo están surgiendo muchísimos juegos en el clásico formato 2D, como las antiguas máquinas tragaperras que había en los bares (¿os acordáis de juegos como el Operation Wolf y el Outrunner?).

GoG es una empresa de distribución basada en un 95% en un catálogo de juegos descatalogados (¡viva la incoherencia!) donde podéis encontrar joyas como los Baldur’s Gate y sus expansiones, Desperados, la saga Castle, los míticos Fallout y Fallout 2, la saga Dungeon Keeper y otras joyas como Robin Hood: the Legend of Sherwood, todo ellos parcheados para jugar con Windows 7 y lo que haga falta.

Así que este “renacimiento” de juegos antiguos se ha visto además secundado por un movimiento de jugadores jóvenes y no tan jóvenes que, hartos quizás de ver juegos poco originales o que redundan en fórmulas muy trilladas, revuelven armarios y sacuden el polvo de desgastadas cajas de CDs para sacar a relucir viejas joyas o acuden a las plataformas digitales mencionadas para encontrar a precios muy competitivos aquello que no encuentran en el mercado actual: originalidad, profundidad y jugabilidad.

Debo reconocer que la nostalgia influye mucho y aunque sé que no siempre tiempos pasados fueron mejores, en algunos casos sí que lo fueron y Startopia es un ejemplo de un juego de los que no se hacen ya. Más de una vez me he visto sacando del fondo del armario una pequeña caja de CDs donde tengo juegos (¡¡¡verdaderas joyas!!!) de hace muchos años, un testimonio silencioso y acusador del paso del tiempo que sin poder hablar dice demasiado. Cejijunto miro la caja e intento recordar las horas pasadas con esos juegos, el momento en que decidí comprarlos y todo se mezcla y se hace confuso. La lista es larga: Colonization de Sid Meier’s, el Sid Meier’s Gettysburg, los East Front, West Front y el Rising Sun, Star Wars Rebellion, Master of Orion 2 y un largo etcétera.

Pero estoy desvariando. Si os hablo de cajas y polvo acumulado es porque es posible que vosotros tengáis Startopia por ahí escondido. Micromanía sacó hace ya unos años (¿5?, ¿6?, ¿menos?) una serie de CDs en caja de plástico rectangular con la compra de la revista, y en uno de esas cajas regalaban Startopia. Recuerdo que se anunció en foros y blogs, no sé cuántos números vendieron ese mes pero estoy seguro que fueron más de lo habitual. Si alguien colecciona esos CDs buscad porque es posible que tengáis el juego.

El magnífico Startopia

Startopia es un producto único, especial, que surge en contadas ocasiones. A mí me gusta pensar en él como un “monumento póstumo”, una obra de arte culminante, el cierre de una época dorada. Esa época pareció apagarse un poquitín cuando Bullfrog quebró con el cambio de siglo y los creadores de la mítica saga Dungeon Keeper se encontraron en el paro. Así que algunos de esos ex-Bullfrog se animaron para crear una empresa llamada Mucky Foot Productions. En el 2001 lanzaban Startopia un juego del que tenían muchas expectativas pero sólo vendieron unas 110.000 copias y se fueron al garete en el 2003. Startopia pasaría un largo tiempo hibernando, un juego maravilloso injustamente olvidado.

Startopia es una especie de juego de culto bajo mi punto de vista, un reconocimiento más que merecido a una forma de hacer juegos donde se aúna amor por el detalle, humor, libertad de acción y diversión. La suma de grandes talentos más la experiencia heredada de la saga Dungeon Keeper (especialmente su segunda parte) permitió crear un juego muy original, divertido y de una gran profundidad. Es una pena que Dungeon Keeper 2 haya perdido bastante desde que salió y el hecho de que no tenga un motor gráfico algo más acorde a los tiempos, los fallos relacionados con problemas de software e incompatibilidades varias hace que sea difícil disfrutar de él a fecha de hoy sin aceptar previamente que es muy posible que el juego se nos cuelgue muy a menudo. Eso no ocurre con Startopia que en casi todos los aspectos supera al Dungeon Keeper 2 bajo mi punto de vista.

El mítico Dungeon Keeper

Startopia es juego sorprendente porque a pesar de ser del 2001 permite jugar en resoluciones modernas, hasta 1920 x 1080, con antialising y otras muchas tonterías de sombras y luces que tanto se estila hoy en día. Además funciona perfectamente en Windows 7 de 64 bits por poner un ejemplo extremo. El motor gráfico del juego es espectacular para la época de la que hablamos, podrían vendernos el juego como si hubiera salido el 2008 o 2009 y nos lo podríamos llegar a creer. Es de esos juegos que envejecen maravillosamente y por eso su relanzamiento a través de algunas distribuidoras online ha tenido tanto éxito (Eidos lo está distribuyendo pero sólo a países muy concretos entre los que no se encuentra España).

Impresionante las opciones gráficas para ser del 2001.

Los desarrolladores del juego crearon Startopia con un motor gráfico moderno, potente, desarrollado exclusivamente para el juego y eso se nota. La cámara puede moverse en todas direcciones, hacer zoom hasta ponernos a ras de suelo o en el techo, girar en todas direcciones, etc. Startopia no sólo destaca en su apartado gráfico sino que es la suma de un conjunto de factores, desde el humor hasta los detalles más insignificantes, como los guiños al cine de ciencia ficción (atentos el tráiler del juego que hace un guiño a 2001: Odisea en el Espacio, un año en el que además se lanza Startopia comercialmente) y a películas míticas como Alien: el Octavo Pasajero.

De hecho el juego está repleto de guiños a la película de Kubrick, sobre todo en muchos aspectos relacionados con el sonido y también hay mención a otras series, películas y libros de ciencia ficción. Cuando os mováis por el juego comprobaréis que la visión de todas vuestras instalaciones se asemeja mucho a una de las famosas escenas de la película, cuando nos presentan a los pilotos de la nave que va a Júpiter y vemos a uno de ellos haciendo footing por la estación circular. Esa visión “circular” la experimentaremos en el juego.

Hasta ahora me he enrollado mucho pero no he hablado del juego en sí. ¿Qué es Startopia? ¿De qué va?

Startopia es un juego espacial de gestión que combina muchos elementos que encontramos en sagas como Dungeon Keeper o incluso el mismo Dwarf Fortress. En el mundo de Startopia ha tenido lugar una guerra galáctica de proporciones apocalípticas y todas las razas conocidas se hayan desperdigadas, buscando sobrevivir y encontrar un lugar tranquilo donde vivir. En este mundo galáctico quebrado actuamos en el papel de un Administrador de una estación espacial con forma de donut, que presenta un aspecto bastante deteriorado, sucia y con aspecto de estar abandonada. Nuestra misión es suministrar alojamiento, servicios, alimentos y demás diversiones a los visitantes espaciales y a cambio nos dejarán su dinero.

Visto así puede parecer un juego de simulación al uso (un Sim) pero la originalidad del planteamiento viene acompañada por un mundo muy vivo, con una gran cantidad de razas alienígenas que tienen sus propios estilos de vida, gustos y necesidades y por todo un surtido de edificios, situaciones, retos y peligros que llevan al juego a cotas sorprendentes, alejándolo de la superficialidad en la que ahora han caído muchos juegos de gestión.

El juego ofrece una campaña de unas 10 misiones que cuando termina sabe a poco, divertida y muy bien equilibrada, ofreciéndonos nuevos retos y situaciones a cada misión. Como es fácil quedarse con ganas de jugar más, tenemos un maravilloso modo sandbox y el fantástico multijugador TCIP/LAN que alargan la vida de Startopia muchísimas horas. En los modos multijugador y sandbox se compite por controlar económicamente la estación espacial contra otros Administradores de la estación, aunque también se puede usar la fuerza bruta o tácticas algo más rastreras como veremos más adelante.

Las opciones del modo sandobx son completísimas y permiten alargar la vida del juego muchas horas.

La estación espacial en forma de donut está formada por tres cubiertas circulares superpuestas y compartimentadas en 16 secciones. Los jugadores empiezan en diferentes puntos de la estación y han de ir reclamando y ganando espacio para competir por atraer a las masas de inquilinos alienígenas. Quien acaba controlando toda la estación gana. El modo sandbox y multijugador permiten además escoger opciones de victoria de varios tipos, número de rivales, dificultad de la economía, grados de satisfacción entre visitantes y residentes, eventos catastróficos como lluvia de meteoritos, erupciones solares, seísmos estelares, etc, lo que permite una rejugabilidad infinita. El modo multijugador es muy divertido, sobre todo cuando ya no hay espacio para tomar y hay que quitárselo a la competencia.

Las tres cubiertas se dividen en:

1 .La cubierta de ingeniería donde van el generador de electricidad, los “muelles”, la zona de carga, alojamientos, zonas de reciclaje de material usado y basura, instalaciones médicas, seguridad, centro de control de criminales, etc.

2. La cubierta de ocio, donde están los casinos, pubs, restaurantes, lugares para descargar tensión sexual, discos, bars de cocktail, etc.

3. La cubierta de bioingeniería, donde se encuentra las zonas arboladas, zonas espirituales para dar reposo a la mente, zonas de cultivo, etc.

Las tres cubiertas están interconectadas una encima de la otra y los visitantes y los residentes pueden moverse por ellas libremente a través de unos ascensores que se asemejan un poco a los teletransportadores de Star Trek.

Una de las premisas de Startopia es que el jugador decide qué estilo quiere utilizar cuando juega sus partidas sandox y multijugador, una sensación de “libre albedrío” que permite al jugador enfocar su estrategia desde o bien un punto de vista tranquilo y de gestión, bien usando una combinación muy agresiva o bien utilizando algunos de los muchos puntos intermedios entre ambos enfoques extremos.

Startopia engaña bastante porque a pesar de su apariencia sobria y de corte aparentemente ligero, con toques de humor, es un juego realmente profundo, repleto de detalles y que por momentos provoca pasmos. El problema de la limitación de espacio en la estación obliga al jugador a ir reclamando secciones para poder seguir ofreciendo más servicios y eso implica que hay que ganar dinero, y para ello hay que sacárselo a los visitantes. Además la energía es vital y pasarse de listo puede provocar que el servicio caiga en su totalidad o  parcialmente en alguna sección, provocando el caos. Todos nuestros visitantes tienen un total de 9 estadísticas a considerar, desde conceptos como el hambre, hasta la cobertura de ocio, sexo, sueño y nivel de embriaguez. Cada ser que nos visita y se pasea por la estación tiene sus propias reacciones y actitudes y eso hace que los que los alienígenas estén “vivos”, que sean más que meras “carteras” andantes a las que hay que sacar la pasta.

El juego presenta un largo listado de especies alienígenas, alguna de ellas integrada por miembros muy selectos que conforman la aristocracia intergaláctica. En cambio hay otras que son muy laboriosas o realizan bien tareas específicas y pueden ser una estupenda fuente de mano de obra para cubrir los servicios que ponemos en marcha. Nuestros robots (se les llama Curroides y tienen un único ojo rojo al estilo Hal-9000) harán el trabajo de mantenimiento técnico. Nos veremos obligados a reclutar a alienígenas para que se encarguen de determinadas instalaciones (como las antenas de emisión, el centro médico, el nido del amor, los centros de vigilancia para asegurar que la ley se cumpla, etc). Habrá que crear zonas de recarga energética para nuestros Curroides y ampliar la oferta energética para evitar cortes y apagones.

El maravilloso motor gráfico que luce este juego.

Cada una de las especies es muy ducha en determinados aspectos de la vida en Startopia, así mientras unas son muy buenas en realizar diagnósticos médicos y en curar enfermedades, otras lo son imponiendo la lay y el orden (homenaje a Star trek y los Kinglon) Esa variedad, tanto en el aspecto físico como en comportamiento, gustos y actitudes es uno de los puntos fuertes de Startopia.

Además de las 9 estadísticas o necesidades que tiene cada visitante, hay 3 habilidades importantes que tiene cada uno de ellos:

  1. Habilidad en su trabajo.
  2. Dedicación.
  3. Lealtad.

Cada uno de nuestros visitantes tendrá un rango determinado en estas 3 estadísticas lo que nos inducirá a contratar a los que mejor pueden hacerlo (pero cuanto más habilidadosos son, más caros resultan). Si su dedicación es baja es muy posible que se vayan de rositas en vez de realizar su trabajo y si son habilidosos harán su trabajo con mucha eficiencia.

Los detalles y las “stats” de cada uno de nuestros visitantes.

El juego está totalmente traducido y doblado al castellano. En la imagen de la izquierda podéis ver las 9 estadísticas de cada personaje (salud, comida, amor, ocio, sueño, etc). Y luego las 3 habilidades importantes (habilidad, dedicación y lealtad) donde hay unos puntitos que indican el nivel de cada una de esas habilidades. Cada personaje tiene un Curriculum Vitae, algunos muy divertidos, que podéis leer abajo. Indica detalles sobre su carácter y si tiene historial delictivo, por ejemplo.

El juego presenta un amplísima parilla de edificios para construir, desde salas para ocio hasta salas dormitorio, generadores, lugares de recreo, centros de asistencia sanitaria, puestos de reciclaje, lugares para cubrir necesidades fisiológicas (desde el sexo hasta los aspectos más escatológicos), estaciones de radio, hangares, espaciopuerto, centro de comercio, etc. Existe la posibilidad de construir muchos elementos complementarios que siempre tienen una función, por pequeños y tontos que puedan parecer.
 En Startopia también influye y mucho el tema de la limpieza y la higiene ya que estamos en una estación espacial bastante dejada de la mano de Dios donde abundan bichos espaciales que se pasean por las zonas más sucias y comen basura y restos orgánicos, eso sin contar con los visitantes que llegan sucios y con ganas de defecar y hacer necesidades de todo tipo en una instalación como la nuestra. Tenemos que pensar que existen epidemias muy diversas en Startopia y algunas las provocan esos bichos que pululan por la estación. Las epidemias pueden ser provocadas por alguien que llega enfermo o bien por contactos entre razas, la variedad de enfermedades es bastante amplia y como explicaré más abajo alguna de esas enfermedades puede provocar verdaderos quebraderos de cabeza, llevando a la muerte a los pacientes y que la instalación se cierre por insalubridad.  La muerte es algo que deberíamos acostumbrarnos a ver con frecuencia en nuestras partidas, no todo es de color de rosa.

“Vermin”…ratas. Uno de las amenazas “silenciosas” de Startopia

Aquí os dejo una imagen con todas las razas y seres presentes en Startopia. Cada uno de ellas tienen una forma de actuar y una serie de preferencias que complican el juego sobremanera.

El surtido de razas, bichos y seres monstruosos que pueblan Startopia.

Por ejemplo,  una de las muchas razas del juego está formada por miembros que son realmente elitistas, muy aristocráticos. Cagan y defecan un material muy preciado y tienen forma de gusano (¿a qué me suena esto…Dune?) y no están en buena relación con otra de las razas “currantes” que pueblan la estación, lo que puede llevar a problemas (la típica lucha de clases). Las interrelaciones entre las razas, sus preferencias y formas de enfocar la vida hace que Startopia se vaya complicando cada vez más, hasta llegar a un punto en el que se hace impensable cómo se puede crear un juego tan divertido y con tanta pasión y que esté todo tan bien pensado y tramado. Intentar satisfacer a todas las razas, el interactuar entre las tres cubiertas de la estación para ofrecer todos los servicios sin perder el control, el poder disfrutar del devenir de cientos de visitantes que merodean por nuestras instalaciones y las sorpresas que el juego depara en muchos de sus apartados, hacen de este juego algo único, extraordinario. La posibilidad de que los otros Administradores usen miembros infiltrados (espías) y saboteadores, es otro de esos elementos que dan al juego un aspecto más “militar” y serio. Nuestro servicio de protección policial deberá también estar preparado para combatir a las fuerzas “militares” enemigas, pudiéndose producir combates realmente intensos. No obstante no es en este apartado donde el juego brilla más puesto que de normal la estrategia que mejor funciona es la que proviene de usar fórmulas de gestión agresivas para derrotar al enemigo. Startopia no es un juego de guerra, sino de gestión. El aspecto militar es un aspecto más de muchas de las fórmulas que permite el juego.

Intensos combates por dominar la estación espacial.

Startopia es un sinfín de situaciones que se van complicando y una maravillosa fórmula para pasar horas y horas jugando sin aburrirse, especialmente si le dais al multijugador y al modo sandbox. Coged la posibilidad de interactuar entre 3 cubiertas diferentes, con cientos y cientos de personajes; sumad los problemas que se van generando cuando aparecen nuestros rivales, enfermedades, espías y acciones de sabotaje o la llegada de diplomáticos y criminales peligrosos en custodia; coged todo eso y añadirle los problemas de la higiene, la aparición de ratas que provocan enfermedades o de visitantes que traen epidemias, erupciones solares y explosiones de supernovas, la acción de meteoritos errantes…sumadle todo eso a la posibilidad además de que las ratas espaciales infecten a un animal doméstico y que éste, si es adoptado, infecte a su amo…incubándole un huevo que estalla, haciendo aparecer el alienígena más peligroso, mortal y destructivo de Startopia (Alien, guiño a Alien: el octavo pasajero)…pues bien, sumad a todo eso el humor, los detalles gráficos, la maravillosa jugabilidad, el enorme abanico de edificios y de opciones, ¿y qué obtenemos? Pues seguramente uno de los mejores juegos de la pasada década, un clásico insuperable.

Las Sirenas del “amor”.

Startopia tiene elementos muy parecidos a Dwarf Fortress:

  1. Libertad de acción en el modo sandbox, toda una estación para ti.
  2. No controlas a tus “visitantes” pero sí que puedes controlar lo que pueden o no hacer facilitándoles pautas de comportamiento (con el establecimiento de la ley y el orden, creación de determinados edificos para satisfacer sus necesidades básicas, etc), igual que en el DF con la introducción de la milicia y la creación de talleres y granjas.
  3. A medida que tus instalaciones crecen surgen problemas de todo tipo, siendo muy fácil el acabar perdiendo (Losing is fun!!!). Eventos “random” igual que en el DF, surgimiento de enfermedades y necesidad de asistencia sanitaria.
  4. La aparición de espías, saboteadores, enfermedades y el “Alien” (el Skrasher incubado a lo Alien) se asemeja a los vampiros y a los hombres lobo de Dwarf Fortress, esos enemigos “silenciosos” que pueden provocar el caos más absoluto.
  5. El comercio es parecido, con la aparición cada x tiempo de un comerciante que vende/compra tus mercancías.
  6. La sensación de que cada alienígena tiene vida, preferencias y formas de comportamiento autónomas. Las razas no se avienen todas entre sí, hay diferencias, disputas y surgen problemas. Algo parecido podemos ver cuando se instala la ley en DF y aparecen los nobles con sus demandas y requerimientos gilipuertas.
  7. Se pueden adoptar mascotas y hay “vermin” (bichos, ratas) como en DF.
  8. Diversión, diversión y diversión.

Me he dejado de comentar aspectos como la religión, la posibilidad de terraformar como si fuéramos un Dios la 3ª cubierta, donde se puede plantar y crear arboledas, además de promover el culto religioso…no acabaría nunca la review y ya es muy tarde.

Startopia se distribuía a través de Eidos y de Gameshop internacional:

http://www.eidos.com/

http://www.gameshop-international.com/index.asp?pg=search&artikel%5Bname%5D=startopia&Submit=Find

Actualmente está para comprar en Steam por un precio de risa.

Existe una demo, es muy fácil localizarla y todavía se encuentra en muchos sitios disponible para descarga (en Softonic mismo por ejemplo). Os puede venir bien si no habéis jugado nunca y queréis probar a ver qué tal funciona en vuestro PC.

Haplo corto y cierro.

Posted in Juegos de temática Dwarforniana | 6 Comments »

Project Zomboid – Un generador de historias

Posted by agustibarrio en 18/03/2012

Hola a todos. Antes de seguir con la siguiente actualización del Dwarf Fortress me ha parecido bien escribir sobre Project Zomboid, un juego indie de una pequeña empresa independiente que ha sacudido este mundo de los juegos de pc por el que nos movemos de una forma parecida a como otros juegos “indies” de gran fama lo habían hecho anteriormente, como el propio Dwarf Fortress y Minecraft sin ir más lejos. DF y Minecraft han sacudido muy fuerte el mundo del software y han facilitado el surgimiento de empresas independientes que, aún teniendo pocos recursos, gozan de grandes ideas. El mundo indie está haciendo cada vez más la competencia a las grandes empresas y alrededor de este mundo independiente las plataformas de venta digital como Steam y Desura están animando y facilitando la comercialización a mayor escala de estos juegos.

Lejos de mi intención es afirmar que Steam es una empresa sin ánimo de lucro y seguro que muchos la demonizan (como hacía yo hace unos años) pero lo cierto es que Steam y en menor medida, Desura, son el futuro de la venta y distribución digital. Si estoy hablando de Steam y Desura en vez de Project Zomboid es porque este proyecto no habría salido adelante sin la ayuda de ambas empresas de distribución.

¿Qué es Project Zomboid? (a partir de ahora, PZ)

Project Zomboid apareció ahora hace un año largo en las primeras previews especializadas, siendo noticia de portada de muchas revistas digitales, entradas de foros, blogs y demás parafernalia. Fue un gran boom, de esos que el boca a boca y las redes sociales permiten generar hoy en día a una escala parecida a lo del efecto Minecraft, el juego de “cubos” que está cerca de vender 5 millones de copias y que ha hecho multimillonario a su creador. Project Zomboid es un proyecto independiente que sigue los esquemas de Dwarf Fortress y Minecraft en su distribución, es decir, poner a la venta un “build” del juego en formato Alpha (Dwarf Fortress es gratuito, en esto no se parece pero sí la idea de fondo de ofrecer actualizaciones a partir de una Alpha) y venderlo a un precio muy asequible (actualmente PZ no llega a 6 euros). Esto es algo que podemos ver mucho hoy en día en juegos como el mismo Tows (que está en fase Alpha y del que hablaré tarde o temprano en mi blog) o el que será una de las grandes bombas de este año, el Xenonauts, del que espero hablar también tarde o temprano en mi blog aunque sólo sea para que sepáis que existe.

Pues bien, resulta que al sacar el build Alpha a la venta por 5 euros y poner una demo a disposición de todo Dios, los creadores de PZ se encontraron de golpe que no daban abasto con las ventas y que el dinero entraba en la caja como si fueran un banco antes de la crisis de la construcción. Se armó un pollo que ríanse ustedes de la broma, de pasar a ser unos desconocidos empezaron a recibir una presión brutal de los fans, entrevistas, portadas y toda su infraestructura se les quedó absoleta, tanto que los piratas entraron en sus servidores y se agenciaron del “build” Alpha, ofreciéndolo por las redes gratis los muy hijos de su madre (quién coño piratea un juego que vale 6 euros, ¡no me jodan hombre!). El proyecto estaba en peligro y lo que prometía ser un grandísimo juego se quedó a punto de ser nada, humo. Entonces apareció Steam y Desura y les ofrecieron la salvación: servidores para su uso propio sin cobrarles nada (Steam) y distribución del juego a través de Desura previo pago de 5,95 euros por una Alpha. Así que Steam y Desura han permitido que PZ siga adelante ofreciéndoles cobertura y los desarrolladores de este juego se han puesto a trabajar sacando varios builds (uno muy reciente, salido del horno) que han sido la bomba. Steam se prepara y se frota las manos ante el futuro de PZ y de mientras Desura se va llevando una buena tajada de las ventas, que son de escándalo, claro.

Bien, ¡¡¡vamos al grano “Japlo” que te estás yendo por los cerros de Úbeda!!! Ok!!!

Project Zomboid tiene muchas similitudes con Minecraf y con DF, sobre todo porque es PZ es un generador de historias. PZ es un juego de zombis pero a diferencia de los zombis del L4D2 o de cualquier otro juego del estilo, en PZ se trata de sobrevivir si es posible sin hacer mucho “ruido”, igual que en Minecraft y DF. Sobrevivir porque lo normal es morir, algo que también es frecuente en DF. Ganar en PZ es misión imposible, lo que tienes que tener claro es que morirás, sólo que no sabes cuándo ni cómo.

La empresa desarrolladora es The IndieStone, cuya web oficial podéis encontrar aquí:

http://projectzomboid.com/blog/

PZ es un juego de zombies que rompe moldes. Aquí se trata de sobrevivir como si fuera la vida misma, es un simulador de holocausto zombi de manera que nada de ir a lo rambo segando cabezas y matando zombis con sierras, M16 y misiles Tomahawk. Nada, aquí lo mejor es echar a correr cuando aparece uno y tener mucho cuidado de acercarte a ellos. El consejo es evitar todo tipo de enfrentamiento innecesario. Quien tenga ganas de matar zombis que juegue a L4D2 con el grupo de Puntadelanza (jugamos cada noche a través de Steam), PZ es un simulador de holocausto zombi y nuestro personaje actuará como un ser humano que tiene sentimientos y necesidades.

PZ tiene gráficos normalitos tirando a viejunos pero en el último build ha mejorado de aspecto y sobre todo la ambientación y la iluminación es…cómo lo diría…impresionante, sí. Si de algo goza PZ es de ambientación y de inmersión. Porque te metes en el papel de un protagonista con determinadas características que influyen en su capacidad para sobrevivir. No haré un listado de ellas porque no acabaríamos, además de que es un aspecto que está en continua mejora y lo que le queda. Podremos escoger desde un policía hasta un guardabosques, por ejemplo.

En PZ puedes jugar un modo historia o bien un sandbox. Actualmente el juego recrea una ciudad (en el último build la ciudad ha crecido una barbaridad) donde se ha producido un fenómeno zombi y te encuentras solo en una casa y todo de zombis ahí afuera. En la ciudad existen otros supervivientes con los que puedes unir fuerzas para crear barricadas e intentar cooperar para sobrevivir. Tu personaje necesita beber, dormir, divertirse y comer…si llueve mucho y nos mojamos puede coger un resfriado y sus stats se verán afectadas. Si está cansado hay que dormir o el personaje irá más lento y sus stats bajarán…la cagaremos, hacerme caso y dormid, bebed y que lea algún diario o escriba algo para divertirse. O que se ponga a beber whisky, lo que sea, pero haced caso a sus “demandas” o vuestro personaje no durará mucho. Es un simulador zombi, por eso la inmersión es muy grande. Además, aunque los gráficos no sean espectaculares, ni mucho menos, la música, la ambientación y los efectos de sonido son muy buenos, sorprendentes. La música no es cansina, al contrario, ambienta e incluso estresa en momentos de gran carga emocional. Los efectos de la lluvia, el oir el lamento de los zombis, etc, es bastante impresionante y ya no os cuento cuando rompen ventanas y puertas, los pelos de punta porque sabes que ya están ahí y tú eres su merienda. Además, los zombis aunque son tontos, sólo lo parecen. Hay zombis que se mueven más rápido que otros y normalmente se ven atraidos por los ruidos, así que no os pongáis a usar la shotgun como si fuérais Rambo porque os van a dar por el ojete.

Pues eso, que el juego ya te lo dice al empezar: “así es como vas a morir“.

Aquí me veis en el modo historia. Mi mujer ha sufrido un percance y está tirada en la cama del 2º piso, con una buena mordedura en la pata. Yo soy un tio normal, de la calle, con mujer y algo calvorota. De pronto toda la ciudad se ha ido a tomar por saco y yo estoy sin saber qué hacer. ¡Bienvenidos a PZ!

Lo más urgente es vendar la herida de mi mujer, así que tengo que buscar por cajones y armarios para encontrar algo que pueda servir de venda.

En el WC encuentro unas pastillas para el dolor. Son las 16:00 de la tarde. Observad la iluminación, está muy conseguida. Las ventanas y los objetos que pueden dejar pasar la luz son relevantes. Allí donde está mi mujer he tenido que correr las cortinas de las ventanas para evitar que nadie nos vea.

En la primera planta está la cocina, otro WC y varias habitaciones más. Será cuestión de revisarlo todo a ver qué encuentro.

Encuentro un abrelatas y una olla. me servirán para abrir latas en conserva y cocinar comida no preparada. En PZ hay algo muy parecido al “crafteo” de Minecraft.

La oscuridad y los efectos de luz están muy logrados. Si me asomo a la ventana la cosa mejora, tal como ocurre en la realidad. La inmersión es muy buena, oigo la lluvia restallar en la techumbre de los edificios y oigo a lo lejos un disparo de una arma de fuego…alguien se está defendiendo de los zombis seguramente.

He encontrado una sábana, que con el crafteo convierto en vendas. A la izquierda aparece todo lo que he encontrado así como la ropa que llevo puesta (que puedo cambiar). Ahora debo vendar a mi pobre y querida esposa.

Ya está, ya la he vendado pero se queja de dolor, así que le doy las pastillas que encontré para mitigarlo.

Estoy muy cansado y me aparece un símbolo indicando que debo descansar.

Cuando nos acercamos y hacemos clic en una butaca, cama u objeto viable para dormir, el juego nos preguntará si queremos hacerlo. El tiempo correrá y nos despertaremos unas horas después o no…si estamos en un sitio amenazado no será la primera vez que no nos levantemos porque los zombis se nos han merendado, así que ojo donde echáis el sueñecito…

Tengo que conseguir madera, clavos y un martillo para asegurar puertas y ventanas. En el cobertizo que tenemos en el jardín encontraré lo que necesito…está todo muy oscuro todavía.

Bien, justo lo que necesitaba está ahí. Ahora toca volver y atrancar puertas y ventanas porque los zombis aporrean y rompen cualquier cosa que impida su avance.

Aquí me veis picando puertas y ventanas, colocando tablones. El jardín y las afueras parecen tranquilos, no veo a nadie…

Ya está todo trabado, fijaros en las puertas y las ventanas. Ahora toca ir arriba y ver qué tal está mi mujer. Me sale un icono a la derecha (tenedor y cuchillo) que indica que estoy hambriento pero no hay comida en la nevera y tendré que salir afuera para encontrar algo…

Mi mujer es lista, también tiene hambre. Tendré que desatrancar la puerta de la entrada y salir a encontrar algo en la casa del vecino más próxima…empiezo a tener mucha hambre…

Salgo como un valiente a las afueras. Me he colocado como “arma” principal el martillo, por si hiciera falta…

En la casa del vecino me encuentro al primer zombie, menudo susto. Ha salido de la esquina de la habitación y por poco me muero del susto. El icono de la derecha indica que he entrado en pánico y que reacciono lentamente a cualquier ataque. Me ha costado matar al zombie, se aprecian rastros de sangre en el suelo y la pared…tengo que registrar rápidamente la casa porque tengo mucha hambre…

¡Bien! He encontrado unas latas de sopa enlatada. Tengo un abridor pero hay que calentarla antes. Tengo que volver y preparar la comida en el horno.

Tengo que craftear…abrelatas + lata + olla, igual a olla con sopa. Ahora la meto en el horno y lo activo. ¡Se está calentando! Mientras preparo la comida arriba suena la radio, están haciendo un comunicado pero estoy lejos y no lo oigo bien, subo a la 2ª planta para escuchar mejor lo que dicen.

Parece que el presidente ha lanzado un comunicado pidiendo tranquilidad y paciencia…pues vaya gracia. Aquí las cosas no pintan bien. ¿Dónde está el ejército? ¿Nos dejan abandonados?…de pronto mi mujer me dice que huele a quemado. ¡¡¡La sopa!!!

¡Dios mío! El horno se ha quemado y está pegando fuego a la casa…no sé qué hacer, no tengo ningún extintor, ni agua…y para colmo empieza a sonar la alarma antiincendios…suena muy fuerte. El ambiente está conseguido, las llamas, la desesperación, la sorpresa del horno encendido pegando fuego a los muebles y ahora la alarma…Dios, y los zombis se ven atraidos por los ruidos fuertes…esto se va a poner muy mal.

Esto pinta fatal, el fuego se está propagando y ya oigo lamentos y quejidos afuera, hay un montón de zombis acercándose. Están aporreando la puerta de la entrada, que no está atrancada…

Mal pinta la cosa. Intento defender las escaleras en plan Rambo pero llegan muchos zombis y la presión es muy fuerte, me veo empujado hasta la habitación de mi mujer…

Intento defender a mi mujer con el martillo pero son muchos zombies…algunos parecen antorchas humanas, están prendidos en fuego que se está extendiendo a la 2ª planta. ¡Qué desastre!

Esto es el fin, estoy prendido en llamas y siguen llegando zombis…menudo desastre y mierda de horno. Adios amigos, ¡me muero!

Muerto en un holocausto zombi por culpa de una olla de sopa…esto no se vendería como guión en una película de Hollywood, digo yo. Esto es lo que puede pasar en PZ, todo elemento cuenta y las historias que se generan pueden ser divertidísimas. Y eso que no he salido más allá de la casa del vecino porque ahí afuera hay toda una ciudad por descubrir, con todo tipo de edificios, algunos con muchísimas plantas. Hay personajes no jugadores que intentan sobrevivir como yo y que se mostrarán terriblemente hostiles pero con suerte algunos querrán cooperar para crear puestos defensivos donde poder cobijarse y encontrar comida más fácilmente…la idea a la larga es hacer un multijugador cooperativo, algo que puede ser realmente divertido.

Podéis encontrar el juego en Desura. Por ese precio yo no sé a qué estáis esperando.

 http://www.desura.com/games/project-zomboid

Posted in Juegos de temática Dwarforniana | 21 Comments »